Advierten que el avance del coronavirus comienza a golpear la economía mundial

las-companias-aereas-tuvieron-que___Sl-Iukkj_720x0__1

La epidemia del Coronavirus está sacudiendo la economía global, con especial impacto sobre el turismo y su entorno de negocios. Sólo las compañías aéreas podrían perder hasta 113.000 millones de dólares en ingresos durante este año debido a esta crisis. Anticipando las consecuencias de esta amenaza sanitaria, ayer la bolsa de Wall Street se hundió un 3,58 por ciento.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA, en sus siglas en inglés), el organismo que engloba a la práctica totalidad de las aerolíneas del planeta, emitió este jueves un comunicado en el que asegura que el virus derrumbará sus ingresos. “Las perspectivas de la industria (aérea) en gran parte del mundo han tomado un cariz dramático”, señala.

La epidemia ha provocado una importante disminución en los vuelos a nivel mundial, lo que llevó a numerosas aerolíneas, a reducir considerablemente su tráfico. La alemana Lufthansa, por ejemplo, suspendió todos sus vuelos hacia Israel después de que ese país prohibiera la entrada de ciudadanos de Francia, Alemania, España, Suiza y Austria para evitar la propagación del virus.

El impacto es tal que las compañías aéreas dejarían de ganar un mínimo de 63.000 millones de dólares y un máximo de 113.000 millones. La diferencia en la estimación se debe a que en el primer caso se estiman las pérdidas con un escenario como el actual, y en el segundo en el caso de que el virus siga expandiéndose, como se teme.

Las compañías aéreas tuvieron que levantar los servicios de varias rutas. (EFE)

Las compañías aéreas tuvieron que levantar los servicios de varias rutas. (EFE)

El informe de la IATA asegura que en ese peor escenario el tráfico aéreo en Europa caería un 24% y sólo en los mercados de Europa occidental se perderían 37.300 millones de dólares. Eso puede poner a muchas compañías contra las cuerdas, porque el de Europa occidental es uno de los mercados en los que las compañías aéreas operan con márgenes de beneficia más reducidos debido a la fuerte competencia.

“El giro de los acontecimientos como resultado de la COVID-19 es casi sin precedentes”, dijo el titular de la IATA, Alexandre de Juniac, tras una reunión de la asociación en Singapur. “En apenas dos meses, las perspectivas de la industria en la mayor parte del mundo se han vuelto peores”, apuntó.

Las aerolíneas están sufriendo el golpe también en los mercados. Su cotización bursátil ha caído desde el principio de la epidemia casi un 25%. Las más golpeadas este jueves fueron United Airlines (-13,25%, American Airlines (-13,24%), JetBlue (-10,81%) y Delta (-7,20%).

“Los mercados saben manejar las malas noticias porque pueden cuantificarlas. Pero gestionar la incertidumbre es mucho más complicado”, afirmó Quincy Krosby, experto de la agencia Prudential. Las empresas por el momento señalan que la epidemia perturbó sus cadenas de aprovisionamiento, pero si el mal se extiende mucho más, “la pregunta será si comenzarán a licenciar personal y luego cuál será el impacto sobre los gastos de consumo, sabiendo que este rubro representa en Estados Unidos 68% del PBI”, argumentó Krosby.

En Estados Unidos, donde el virus se está expandiendo rápidamente, crece el temor. La Reserva Federal advirtió que el coronavirus ya comenzó a impactar el turismo y afectar las cadenas de manufactura en varios sectores del país.

El sondeo nacional, compilado por los 12 bancos regionales de la Fed, apuntó que están aumentando las preocupaciones sobre cómo el virus que se originó en China pudiera impactar la economía estadounidense. El turismo procedente de China se está viendo afectado y los fabricantes estadounidenses están comenzando a reportar demoras en los suministros, dice el reporte.

El banco regional de la Fed en San Francisco reportó que el brote de COVID-19 ha llevado a una baja en la demanda de aviones por parte China y otras naciones del sudeste asiático. Algunos productores estadounidenses de equipo de energía solar han comenzado a experimentar retrasos en los embarques debido a problemas en la cadena de suministros.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, sostuvo que la entidad “está escuchando preocupaciones de las personas, por ejemplo, en el sector de viajes, el sector de hoteles y cosas así”. Esta semana la Fed bajó la tasa medio punto porcentual para tratar de contener la crisis. Según los analistas, podría reducirla más aún.

En los últimos meses, compañías y clientes han cancelado planes de viaje y las fábricas enfrentan cadenas de suministro incompletas a causa del brote de coronavirus. Si los empleadores respondieran recortando puestos de trabajo, el daño a la economía crecería significativamente, afirman los economistas.

Si la crisis se sigue ahondando, se teme que haya despidos generalizados en las empresas del sector turístico. Esto implicaría un desplome de grandes proporciones para la economía global. Las expulsiones laborales “tienden a influir en otros despidos”, explica la economista Tara Sinclair, y advierte: “Realmente nos preocupa que pudiera ocurrir esa espiral”.

Picture of Archivo CA

Archivo CA

Deje su comentario