Canal Antigua

Somos Información

Coronavirus| “Esta cosa es mortal”, el desgarrador mensaje de un hombre desde el hospital

2 min read

Un estadounidense de 55 años que contrajo coronavirus decidió publicar un mensaje en su cuenta de Facebook, en medio de su internación, para generar conciencia sobre la pandemia. “Me levanté varias veces pensando que iba a morir“, aseguró.

Kevin Harris vive en el estado de Ohio y desde hace diez días está en el Hospital Mercy Health St. Joseph Warren, luego de haber dado positivo en el test del Covid-19. “Yo soy el hombre con coronavirus. Ahora todos lo saben”, contó en un extenso video en el que se lo ve con asistencia respiratoria.

“Nunca tuve ningún síntoma hasta la noche en que muchos de ustedes me vieron trabajando y empecé a toser. Esa fue la primera señal. Y todo empeoró en 24 horas, fue en declive. Me levanté varias veces pensando que iba a morir”, relató.

La intención de Harris al relatar su historia fue generar conciencia sobre la importancia de respetar los cuidados indicados para prevenir el contagio“No estoy fuera de peligro aún, pero estoy mejorando cada día. No tengan miedo. Pueden superarlo pero tienen que empezar a cuidar de ustedes mismos”, dijo.

En esa línea, aconsejó: “No se mezclen entre la multitud. No se saluden con la mano. Dejen de abrazarse. Lávense las manos continuamente. No besen a sus hijos. Hay miles de personas portadoras del virus. Puede que ellos nunca lo entiendan”.

La publicación, hecha el viernes, tuvo más de 300 mil reproducciones en la red social.”Hubiera apostado que moría y hubiera perdido mi dinero. La gente tiene que mantenerse alejada del resto de las personas. Lo llaman una distancia de seguridad, yo lo llamaría ser antisocial. Esta cosa es mortal. Tratá a todos como si fuera el apocalipsis zombie. No confíes en nada que nadie toque“, insistió.

Sobre los contactos con otras personas, explicó que sólo estuvo con los médicos: “El Departamento de Salud les dirá que hubo 27 contactos. Y sí, los hubo, porque estuve aquí con gente del hospital y en la oficina del doctor. Pero nadie más me vio durante una semana. Mis hijos no están en cuarentena, están bien, no están aislados”.