Canal Antigua

Somos Información

Cumbre de G20 aborda cambio climático y el sistema de salud en el mundo, entre otros temas

4 min read

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, cree que “no hay posibilidad de llegar a un acuerdo la próxima semana para limitar el cambio climático a 1,5 grados”, dijo durante una entrevista con la emisora ​​británica ITV el sábado.

Johnson habló con los medios de comunicación en Roma antes de la cumbre del G20 y respondió preguntas sobre sus esperanzas en la COP26 de la ONU en Glasgow que comenzará el domingo.

“Donde estamos hoy, no hay posibilidad de detener el cambio climático la próxima semana”, afirmó Johnson. “Si todo el mundo se pone manos a la obra, lo que podríamos hacer es llegar a un acuerdo que signifique que la COP26 en Glasgow sea una estación de paso que nos permita acabar con el cambio climático y mantener vivo ese sueño de 1,5 grados”.

“Tenemos un momento ahora en el que podemos tratar de asumir algunos de los compromisos nebulosos en París, solidificarlos en compromisos firmes y rápidos para reducir las emisiones, reducir el uso de carbón, etc.”, dijo Johnson a ITV. “Queremos que esos líderes, más de un centenar de ellos, vengan a nuestro país realmente para concentrarse en los compromisos que pueden hacer”.

Hablando dentro de las ruinas del antiguo Coliseo de Roma, Johnson hizo una comparación con la caída del Imperio Romano y el desafío climático que enfrenta el mundo de hoy.

“No se podría tener una metáfora más vívida de los riesgos que corre la humanidad”, dijo Johnson. “Los romanos pensaron que continuarían para siempre, pensaron que su imperio florecería para siempre, y luego, ¡Wham!”

“La lección es: las cosas pueden ir al revés”, señaló. “A menos que detengamos ese crecimiento masivo de las temperaturas, ese es el riesgo que corremos”.

A su vez todos los líderes del G20 manifestaron su apoyo a un impuesto mínimo global durante la primera sesión de la cumbre, dijo un alto funcionario estadounidense.

“El presidente enfatizó la importancia de este acuerdo histórico durante su intervención”, dijo el funcionario, refiriéndose al turno de Biden para hablar durante la reunión. “El presidente también mencionó que, si bien no estamos de acuerdo en todos los temas, podemos abordar intereses compartidos”.

El nuevo esquema fiscal se hará oficial cuando los líderes publiquen un comunicado el domingo.

El funcionario dijo que Biden también “subrayó su compromiso de poner fin a la pandemia global y asegurar una recuperación económica global inclusiva, incluso apoyando a los países en desarrollo a través del alivio de la deuda”.

Biden “recordó a los líderes del G20 que pueden surgir nuevas pandemias en cualquier momento, por lo que es importante que fortalezcamos los sistemas de salud globales y hagamos más para crear la infraestructura de seguridad sanitaria global para asegurarnos de que estamos preparados contra la próxima pandemia”, dijo el funcionario.

“El presidente enfatizó la necesidad de mercados energéticos globales equilibrados, bien abastecidos y competitivos para que no socavemos este momento crítico de recuperación económica”, dijo el funcionario.

A la par de la cumbre, cientos de manifestantes se reunieron en Piazzale Ostiense para una marcha hacia la Bocca della Verita.

La policía dice que espera que se alberguen entre 5.000 y 10.000 personas. Los manifestantes incluyeron a trabajadores que han perdido sus trabajos debido a la globalización (trabajos que se trasladan al extranjero), activistas climáticos, comunistas y sindicalistas.

Los líderes de Estados Unidos, Francia, Alemania y Reino Unido dijeron en una declaración conjunta el sábado que están “convencidos de que es posible alcanzar e implementar rápidamente un entendimiento al regresar al pleno cumplimiento” del acuerdo nuclear con Irán después de que las conversaciones se estancaron.

Después de reunirse al margen de la cumbre del G20, los líderes dijeron que un regreso al cumplimiento “proporcionaría el levantamiento de sanciones con implicaciones duraderas para el crecimiento económico de Irán”.

“Esto sólo será posible si Irán cambia de rumbo”, escribieron los líderes, dirigiéndose al nuevo líder de línea dura de Irán, el presidente Ebrahim Raisi. “Hacemos un llamado al presidente Raisi para que aproveche esta oportunidad y vuelva a un esfuerzo de buena fe para concluir nuestras negociaciones con urgencia. Esa es la única manera segura de evitar una escalada peligrosa, que no beneficia a ningún país”.

Vía CNN