Canal Antigua

Somos Información

Pandemia de la COVID-19 profundizó brechas y desigualdades

2 min read

Cifras y testimonios de cientos de miles de personas en el continente, evidencian el progresivo deterioro de las condiciones de vida y la garantía de los derechos, motivos que obligan a migrar a hombres, mujeres y menores de edad, estos últimos muchas veces no acompañados, condición que les hace más vulnerables a sufrir diversas formas de violencia.

Durante el noticiero de A LAS 730 de canal antigua analizamos este tema y estas son las opiniones.

La pandemia profundizó las brechas y desigualdades que golpean con mayor fuerza,  la crisis sanitaria ha dejado efectos colaterales de orden político, económico y social que impactaron al continente.

Es habitual que las personas migrantes se empleen en los sectores informales de trabajo por sus condiciones de documentos o porque la necesidad los lleva a diferentes circunstancias laborales.

Este tipo de actividad es la queda descubierta de toda protección estatal. Mientras que las personas que estaban internamente en el territorio de otros países no se vieron alcanzadas en su mayoría por las medidas destinadas a palear la crisis.

Una de las medidas que tomaron los países fue el cierre de fronteras, una medida extrema que se extendió por demasiado tiempo, las personas que estaban en tránsito en otros países empezaron a desplazarse por las circunstancias e iniciaron a hacerlo pese al cierre.

Lo que muestran los hechos a lo largo de la historia en América Latina que la restricción del ingreso a los países no detiene la movilidad la que se produce por otras circunstancias, la gente no se desplaza porque sea fácil sino por que necesita hacerlo.

Si se hace mas difícil el desplazamiento regular  lo que se favorece son los canales irregulares, lo delitos transnacionales  y las condiciones de vulnerabilidad para estas personas.

 

Redacción / Renato Martínez