Canal Antigua

Somos Información

Los menores deben ser inmunizados con vacunas aprobadas por autoridades sanitarias, dicen los expertos

2 min read

La Asociación Pediátrica de Guatemala en conjunto con la Asociación Guatemalteca de Enfermedades Infecciosas y la Asociación de Medicina Interna de Guatemala se ha pronunciado indicando que la vacunación es beneficiosa contra la Sars-Cov-2, en menores de 6 a 11 años. Niños

Sin embargo, señala que no debe ser obligatoria para acudir a clases presenciales. Además de recalcar que se deben usar vacunas aprobadas por las diversas autoridades sanitarias del mundo, haciendo énfasis en que la vacuna Moderna aún no tiene todos los avales, pero se espera que los ensayos muestran resultados favorables, mientras reconoce que Pfizer-BioNtech ha demostrado ser segura en ese grupo poblacional.

Entre los beneficios de la vacuna anticovid en niños se encuentra el riesgo de padecer una enfermedad sintomática, así como la hospitalización y secuelas a largo plazo. Sobre el regreso a clases presenciales, como se mencionó, indica que no debe ser requisito para retornar a las aulas.

En cambio recomienda mantener la distancia social de 1.5 metros, el uso de mascarilla, lavado frecuente de manos e instalaciones con buena ventilación.

Las entidades médicas hacen el recordatorio que la vacuna de Moderna, de momento solo tiene el aval de la agencia europea de Medicamentos EMA, la cual fue una aprobación de emergencia, basada en un estudio clínico de fase 2/3, es decir que falta más evidencia, que si bien los resultados fueron positivos, se espera que los demás ensayos, especialmente los clínicos, muestran resultados favorables.

Según expertos los datos del ensayo clínico aún no han sido reportados en publicación revisada por pares, sin embargo, se espera que estén disponibles a un corto o mediano plazo y que la evidencia de seguridad de su uso  en poblaciones, sea reportada a través de los sistemas de farmacovigilancia de los países que la estén utilizando”, puntualiza el comunicado de las asociaciones.

Así mismo, recalca que la decisión de los padres de vacunar a un niño contra la COVID-19 debe ser tomada con información provista por el personal sanitario en una evaluación de riesgo-beneficio.

Mientras que Francisco Coma, ministro de Salud, instó a los padres de familia a que vacunen a sus hijos de entre 6 a 11 años de edad con Moderna, ya que es seguro y prueba de ello es que otros países ya lo han hecho.  Además, aseguró se tendrán más vacunas en las próximas semanas, lo cual garantiza que los pequeños completarán su esquema.

Redacción / Renato Martínez