Canal Antigua

Somos Información

CIDH avala solución amistosa entre Estado de Guatemala y Zury Ríos

2 min read

La Comisión Interamericana de Derechos Humano avaló una solución amistosa entre el Estado de Guatemala y la ex candidata Zury Ríos, luego que esta alegara una violación a sus derechos tras la negativa a su participación en las elecciones de 2019.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos dio a conocer este miércoles su aval sobre una solución amistosa alcanzada entre el Estado de Guatemala y la ex candidata presidencial Zury Ríos, esto luego de que esta presentara ante dicho ente internacional un recurso en la que alegaba una supuesta violación a sus derechos humanos tras el rechazo a sus peticiones para participar en las elecciones generales de 2019.

Según indica la Comisión, se aprueba y publica dicho acuerdo en el cual, estado de Guatemala se compromete a resarcir a Ríos por el hecho de haber impedido su inscripción hace 3 años.

En el acuerdo alcanzado se indica que el estado de Guatemala, representado por el procurador general de la nación, Jorge Luis Donado, reconoce el derecho humano de participación política de Ríos, por lo que al encontrarse regulado en la constitución y leyes ordinarias del país no puede limitarse o restringirse por ningún motivo, partiendo de la igualdad de derechos que le asiste a los hombres y mujeres para participar en involucrarse en la vida política de la nación, siempre y cuando se cumplan los requisitos habilitantes que deberán ser calificados por las entidades correspondientes.

Por tal razón, el Estado se compromete a realizar 2 campañas de sensibilización a través de la Comisión Presidencial por la Paz y los Derechos Humanos para promover la igualdad en la participación política de las mujeres y la realización de 2 foros con las distintas instituciones educativas, privadas y públicas a efecto de fomentar la igualdad.

En 2019, El Tribunal Supremo Electoral no procedió a inscribir a Ríos, ya que al ser hija de José Efraín Ríos Mont, quien gobernó Guatemala entre 1982 y 1983 producto de un golpe de Estado, se aseguró que tenía una prohibición constitucional que le impedía participar en la contienda electoral.