Canal Antigua

Somos Información

Aston Villa reconoce ataque a su portero en la cancha del Manchester City

2 min read

El Manchester City se disculpó después de que el equipo dijo que el portero del Aston Villa, Robin Olsen, fue “agredido” luego de que el City derrotara a Villa el domingo.

Después de que el City aseguró su cuarta corona de la Premier League en cinco años, los seguidores del club en el Etihad Stadium se dispersaron sobre la cancha para celebrar la victoria que selló el título.

Una transmisión televisiva del juego parece mostrar a un espectador haciendo contacto con la parte posterior de la cabeza de Olsen mientras el portero del Aston Villa era escoltado fuera del campo.

En una conferencia de prensa posterior al juego, los reporteros le preguntaron al técnico del Aston Villa, Steven Gerrard, si los jugadores del club salieron de la cancha con condiciones de seguridad. “No es la respuesta a eso. Mi portero fue atacado. Así que creo que esas preguntas deberían ir a Pep (Guardiola) y al Manchester City”, respondió.

El Manchester City emitió un comunicado en respuesta al incidente: “El Manchester City quisiera disculparse sinceramente con el portero del Aston Villa, Robin Olsen, quien fue agredido después del pitazo final en el partido de hoy cuando los fanáticos ingresaron al campo”.

“El Club inició una investigación inmediata y, una vez identificado, el individuo responsable recibirá una prohibición indefinida de asistir al estadio”.

Aston Villa confirmó en un comunicado que Olsen está “completamente bien”, dice que recibió un golpe en la parte posterior de la cabeza, pero el club no está seguro si el incidente fue a propósito, según Sky Sports News. El comunicado decía que el club no presentará una queja y considera el asunto cerrado, según Sky Sports News.

A Guardiola se le preguntó sobre el incidente después del partido y dijo: “Lo siento mucho… lo siento mucho en nombre del club por [Robin] Olsen y el Aston Villa.

El DT del City dijo desconocer las intenciones detrás de la acción, pero continuó: “Siempre es difícil entender por qué la gente reacciona de esa manera y no puede celebrar, ser feliz y no hacer este tipo de cosas”.

“No sé cómo (detenerlo)… No puedes poner mil guardias o policías para controlar allí. Lo sentimos mucho. Son las malas noticias de hoy”.

*Con información de CNN