Canal Antigua

Somos Información

Iniciativa para dotarle de más control al MARN aún sin dictamen

2 min read

Diputados en el Congreso de la República siguen analizando una iniciativa de ley que busca darle mas presupuesto y poder de decisión al Ministerio de Ambiente y ser el rector de instituciones con competencia ambiental. La propuesta es de la presidenta del Congreso y otros parlamentarios.

Los diputados de la Comisión de Ambiente y Recursos Naturales del Congreso de la República siguen sin tomar una decisión sobre la iniciativa 6054, que pretende aprobar la “Ley que Sitúa bajo la Coordinación del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales las Instituciones de Competencia Ambiental”, que como su nombre lo indica, busca que las instituciones con competencia ambiental, estén bajo la rectoría técnica, financiera y administrativa del Ministerio de Ambiente.

Según el diputado presidente de la Comisión, aún no se ha tomado la decisión si se emite un dictamen favorable o desfavorable.

Mientras tanto, han solicitado varios estudios técnicos para que aporte para tomar una decisión.

La iniciativa, presentada el 22 de marzo, está firmada por la presidenta del Congreso, Shirley Rivera y los diputados Anibal Rojas, Carlos López, Marvin Alvarado y César Longo.

La documento propone integrar a cinco entidades de competencia ambiental: el Instituto Nacional de Bosques (INAB), el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), la Oficina de Control de Áreas de Reserva del Estado (Ocret) y las autoridades de las cuencas de los lagos de Amatitlán, Guatemala y Atitlán, Sololá.

Además, existen dos autoridades para el manejo de cuencas, Lago de Izabal y Río Dulce y Lago Petén Itzá, las cuales desde septiembre del 2021 operan bajo la rectoría del Viceministerio del Agua.

Se estima que, de llegar a aprobarse esta iniciativa, significaría para el Ministerio de Ambiente pasar de un presupuesto vigente de 236 millones de quetzales durante este 2022 a uno en el que de integrar las cinco entidades ambientales propuestas, lo triplicaría hasta más de 600 millones de quetzales.