Canal Antigua

Somos Información

La crisis que atraviesa Cuba ha provocado un éxodo hacia EEUU

4 min read
La crisis que atraviesa Cuba ha provocado un éxodo sin precedentes hacia EEUU, en un viaje que para la mayoría de los cubanos comienza en Nicaragua. Allí comienzan un costoso y peligroso viaje a una nueva vida.

Para Yailyn Padrón fueron las cinco semanas más duras de su vida. Llegar a la frontera sur de Estados Unidos le costó a la cubana del centro de la isla un par de zapatos, perder 10 libras de peso y casi 10.000 dólares, sin contar “la angustia y el miedo de no saber si en el próximo tramo nos iban a asaltar o algo peor. Creo que perdí cinco años de vida”, contó a la Voz de América desde Miami.

“Yo sabía que sería un paso que cambiaría mi vida, lo pensé y me dije: ‘¿pero si esto no es vida aquí en Cuba, a qué estás esperando? ‘, y me lancé. Nicaragua era la vía más fácil, si a eso se le puede llamar fácil”, explica Padrón, quien forma parte del récord de 177.848 migrantes que viajaron desde la isla a EEUU entre septiembre de 2021 y julio de 2022.

Esta gran nueva ola ya supera el número de cubanos ilegales durante el éxodo del puerto cubano de Mariel en la década de 1980, del que salieron 125.000 migrantes rumbo a EEUU y que marcó un antes y un después en la historia de la isla, y la llamada Crisis de los balseros a principios de la década de 1990, combinados, según datos de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

La nueva ola migratoria coincide con la decisión del gobierno de Nicaragua en noviembre de 2021 de eliminar el requisito de visas para los cubanos, quienes han utilizado al país centroamericano como un trampolín para llegar a EEUU. Expertos califican a Nicaragua como un nuevo Mariel.

Para Yailyn Padrón fueron las cinco semanas más duras de su vida. Llegar a la frontera sur de Estados Unidos le costó a la cubana del centro de la isla un par de zapatos, perder 10 libras de peso y casi 10.000 dólares, sin contar “la angustia y el miedo de no saber si en el próximo tramo nos iban a asaltar o algo peor. Creo que perdí cinco años de vida”, contó desde Miami.

“Yo sabía que sería un paso que cambiaría mi vida, lo pensé y me dije: ‘¿pero si esto no es vida aquí en Cuba, a qué estás esperando? ‘, y me lancé. Nicaragua era la vía más fácil, si a eso se le puede llamar fácil”, explica Padrón, quien forma parte del récord de 177.848 migrantes que viajaron desde la isla a EEUU entre septiembre de 2021 y julio de 2022.

Esta gran nueva ola ya superó el número de cubanos ilegales durante el éxodo del puerto cubano de Mariel en la década de 1980, del que salieron 125.000 migrantes rumbo a EEUU y que marcó un antes y un después en la historia de la isla, y la llamada Crisis de los balseros a principios de la década de 1990, combinados, según datos de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP).

La nueva ola migratoria coincide con la decisión del gobierno de Nicaragua en noviembre de 2021 de eliminar el requisito de visas para los cubanos, quienes han utilizado al país centroamericano como un trampolín para llegar a EEUU. Expertos califican a Nicaragua como un nuevo Mariel.

Una red internacional a base de miles de dólares y… confianza

La ruta Habana-Managua-Estados Unidos funciona a través de un intrincado mecanismo bien engrasado que se mueve con miles de dólares y a través de boca a boca. También se basa en la confianza.

Nena, una cubana que arregló desde Miami el trayecto de un familiar y prefirió no dar su verdadero nombre ni detalles específicos para proteger a los viajeros, que se encontraban a mitad de camino, dijo que unos amigos que hicieron el trayecto recientemente les dieron el contacto de “una persona en Cuba que supuestamente tiene una agencia que vende pasajes a Nicaragua y te arregla todo el viaje”.

La persona en Cuba con la “agencia” tiene socios en Miami, donde se venden los pasajes casi al triple de su valor. “Al principio pensé entrar directamente a las aerolíneas, pero me di cuenta que ellos hacen lo mismo que los vuelos charters a Cuba: compran los vuelos completos y luego los revenden. Al final terminé pagando 7.200 dólares por dos pasajes. Es una falta de respeto porque tiene dos escalas de varias horas pero no había otra manera”, dijo la mujer.

Toda la operación se coordina vía Whatsapp. Cuando se verifica el depósito del dinero, los pasajes se entregan varios días después. Las personas de la “agencia” se aseguran de que cada viajero tenga su pasaporte actualizado y facilitan contactos para obtener tarjetas de vacunación y ofrecen reservas de hoteles pertenecientes a la red de coyotes que transporta a los migrantes cuando llegan a Nicaragua.

Antes del viaje, el coordinador envía una foto de una señal que portará la persona encargada de recogerlos en el aeropuerto en Managua y luego en Nicaragua les informan sobre cómo será la travesía y quienes los guiarán. El trayecto puede costar entre 5.000 y 10.000 dólares por persona y puede tardar entre un mes y 15 días, dependiendo del precio.

Las pequeñas fortunas que los cubanos gastan para llegar a Estados Unidos son en su mayoría préstamos de amigos y familiares. Muchos venden todo lo que tienen por el sueño de una nueva vida y un futuro.

“Yo vendí todo, hasta la casa que me dejaron mis padres. Y lo volvería a hacer”, aseguró Yailyn, quien está trabajando para pagar a quienes la ayudaron. “Me costará tiempo, pero prefiero trabajar aquí y ver el fruto de mi trabajo, que morirme lentamente allá en Cuba”.

Fuente: VOA

Lea También.