La guerra en Ucrania definirá el legado de Biden

La declaración enfática del presidente Joe Biden en la Oficina Oval este miércoles de que Estados Unidos respalda “totalmente, totalmente, totalmente” el intento de Suecia de unirse a la OTAN enfatizó el papel extraordinario y definitorio del legado él que ha desempeñado para desafiar el expansionismo ruso del siglo XXI.

Sin embargo, a medida que la guerra en Ucrania se adentra en su segundo verano sangriento, su trayectoria a corto plazo y la forma de la resolución final del conflicto siguen siendo tan inciertas como lo fueron después de que la invasión rusa se estancó a principios del año pasado.

Y varios acontecimientos están subrayando el peligro aún alto del conflicto mientras Biden se prepara para viajar a Lituania la próxima semana para una cumbre de la OTAN enormemente simbólica en uno de los estados bálticos que alguna vez se fusionó por la fuerza con la Unión Soviética.

Incluyen:

Una guerra verbal entre Ucrania y Rusia por la planta de energía nuclear de Zaporivia después de que el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, acusara a Rusia de preparar un atentado con bomba. El tira y afloja está generando temores de otra dimensión nueva y alarmante de una guerra que ya está empañada por presuntos crímenes de guerra y sufrimientos terribles entre los civiles.

Mientras tanto, los funcionarios occidentales todavía están evaluando el impacto de la reprimida rebelión del grupo Wagner en la posición política del presidente Vladimir Putin, y si podría llevarlo a pasos más extremos en una guerra que ha sido un desastre para Rusia.

Hay decepción en el extranjero porque la tan esperada ofensiva de Ucrania aún no ha dado un golpe que cambie el conflicto a las fuerzas rusas. Kyiv insistió este miércoles en que está ganando impulso “gradualmente”.

Zelensky está aumentando la presión sobre Occidente para que haga más para ayudar a Ucrania, emitiendo un emotivo llamado en una entrevista exclusiva a CNN este miércoles para una invitación completa para unirse a la OTAN. Estados Unidos dice que tal paso no es probable con Ucrania involucrada en una guerra a gran escala con Rusia, ya que se apega a uno de sus propios objetivos estratégicos: evitar un conflicto directo con la superpotencia nuclear.

Cuanto más se prolongue la guerra sin un avance decisivo en el campo de batalla, mayor será la presión política sobre las armas y la financiación de Ucrania, especialmente en EE.UU., donde las elecciones presidenciales del próximo año se vislumbran como un factor de importancia crítica.

Mariana Martinez

Mariana Martinez

Deje su comentario