ACTUALIDAD

314 posibilidades de que se repita un Cambray

7 junio, 2017 Oliver Paniagua Diario Digital

La entrada del invierno y las intensas lluvias pone en riesgo la vida de las personas que habitan en los 314 asentamientos informales que se ubican en los municipios de Guatemala, Chinautla,  Villa Nueva, San Miguel Petapa y Mixco.

Decenas de viviendas improvisadas fueron construidas en orillas de barrancos y zonas de alto riesgo a deslizamientos e inundaciones. Los efectos del cambio climático podrían provocar una tragedia similar a la de El Cambray II, Santa Catarina Pinula, hecho ocurrido el 1 de octubre de 2015.

viviendas en riesgoDe acuerdo a un censo elaborado por la organización TECHO, los deslizamientos son los más recurrentes en los asentamientos, seguido por el desgaste de suelo, inundaciones, estallidos de tuberías, socavamientos y fallas en muros de contención.

Otro Cambray

Los asentamientos que se ubican en Chinautla tienen un 47 por ciento de probabilidad de que ocurra una tragedia por deslizamiento de tierra; Guatemala un 46 por ciento; Villa Nueva 41 por ciento, y Mixco 40 por ciento.

San Miguel Petapa es el que tiene mayor tendencia con un 53 por ciento, sin embargo, los fenómenos más frecuentes son las inundaciones y desgaste de suelo, según revela el estudio de la organización.

ComillasGuatemala es un país altamente sísmico, ahora dos horas de lluvia provocan que la ciudad colapse. Entonces, las probabilidades de otro Cambray son más propensas”, afirma José Florentín Martínez, director del Centro de Estudios Urbanos y Regionales (CEUR).

Áreas en riesgo

“Lo de El Cambray ya no se va a repetir, las localidades y los tipos de suelo son diferentes. Pero sí puede ocurrir una eventualidad parecida. Tenemos identificados siete puntos de riesgo”, explica Sergio Cabañas, Secretario Ejecutivo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Las viviendas que corren mayor riesgo son las que se ubican abajo del puente Belice, en El Cambray, a orillas del río Platanitos, en Villa Nueva, y en Santa Marta, en Mixco, informa el titular de Conred.

ComillasElaboramos los estudios respectivos, luego se los trasladamos a las autoridades ediles y ellos serán las encargadas de efectuar las medidas de mitigación para evitar otra tragedia”, explica Cabañas.

Sin embargo, a excepción de San Miguel Petapa, ningún otro municipio ha generado en un plan de gestión de riesgo dentro de los asentamientos, detalla el censo.

Los alcaldes, ya tomaron sus medidas, decidieron identificar las zonas de riesgo y  activar las alertas naranja y roja en algunos sectores.

asentamiento 1. jpg

Así viven

Según la Conred, unas 12 mil familias viven en los asentamientos antes mencionados, Canal Antigua Digital visitó varios y pudo constatar la dificultad que tienen sus habitantes de acceder a una vivienda digna.

La mayoría de las familias asentadas en esos poblados viven, principalmente, de la venta ambulante y trabajos domésticos. Ese es, al menos, el caso de los habitantes del asentamiento 5 de Noviembre, ubicado en la zona 18.

Foto: Fabricio Alonzo.
Foto: Fabricio Alonzo.

No hay calles ni avenidas, solo caminos y callejones de terracería, por el espacio reducido no existe el paso de vehículos de cuatro ruedas. En algunas viviendas, las personas preparan sus alimentos al lado de la basura y excusados.

Hay decenas de familias, la mayoría con niños pequeños, de estas varias llegaron hace más de 12 años, pero ahora se incrementó la población.

ComillasVivimos con lo que se puede, no sabemos hasta cuándo. Al peligro ya nos acostumbramos, pero el temor de perder a uno de nuestros hijos está latente por qué no sabemos cuándo nuestra casa se viene esto abajo”, manifiesta Vilma Sermeño, del asentamiento 5 de Noviembre.

Doña Carmen Morales, tiene 75 años de vivir en el asentamiento Rancho Azul, que se encuentra a orillas del río Villalobos, en Villa Nueva, en todo ese tiempo dice que nunca se ha registrado ninguna tragedia, “pero no me confío porque en una de esas se crece el río y nuestras casas se destruyen”.

Foto: Fabricio Alonzo.
Foto: Fabricio Alonzo.

Ambas coinciden en que en sus comunidades hay nula presencia de autoridades de gobierno, excepto para época electoral. Otras debilidades a las que se enfrentan es a la falta de seguridad de la Policía Nacional Civil (PNC) y acceso a servicios de salud.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS