ACTUALIDAD

“A todos nos querían matar": estudiante salvado por un libro

17 agosto, 2017 Oliver Paniagua Diario Digital

Iba caminando por los campos del Roosevelt hacia el Centro Universitario Metropolitano (CUM) cuando escuché los disparos, primero pensé que eran cohetillos. Pero al instante me percaté que la policía venía siguiendo a un carro verde donde iban abordo los delincuentes quienes dispararon a todos lados”, cuenta Kevin Cortez, estudiante de medicina, a Canal Antigua Digital.

Lee más: El libro que salvó la vida de Kevin en el #AtaqueRoosevelt

Al llegar a una tienda del sector, los pandilleros desenfundaron las armas por las ventanas del vehículo y empezaron los disparos. A todos nos querían matar, no solo a los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que los seguían”, relata el estudiante que salvó su vida gracias a un libro de anatomía y a un estuche de bolígrafos que llevaba dentro de la mochila.

Cortez dice que el miedo que sintió ese momento no lo dejó lanzarse al suelo y fue cuando lo alcanzó la bala, “el proyectil atravesó mi mochila, ahí sí me tiré, pero instantáneamente me levanté y caminé más rápido hacia el CUM.  Toqué mi brazo y espalda para ver si tenía sangre, pero gracias a Dios no. Fue como de película”.

Kevin nos relata que al llegar al centro universitario no quiso comentar nada de los sucedido. Fue hasta que entró a su segunda clase y se desahogó con la doctora Miriam Scheel, catedrática en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala (usac).

Cuando conté lo que me pasó la doctora y compañeros empezaron a revisarme. El casquillo quedó dentro del libro, mi bata y estuche estaban perforados. Yo seguía en shock. Mis papás se enteraron casi al mediodía, no quería preocupar a nadie. Necesitaba estar solo”, manifiesta el universitario.

El estudiante de medicina dice que esa situación le dejó la siguiente reflexión: “Ahora sé que existen las segundas oportunidades. La tengo que aprovechar al máximo porque si la bala hubiera atravesado mi pulmón estuviera internado”.

El libro de anatomía que salvó la vida del universitario pertenece a una de sus compañeras.  Kevin dice que no cuenta con los recursos para comprarlo, sin embargo, algunos  catedráticos le ofrecieron darle uno, también se quedó sin la bata que utiliza diariamente porque también fue alcanzada por la bala.

Kevin Cortez, de 21 años, es una de las personas que sobrevivió a la balacera registrada la mañana del 16 de agosto en el Hospital Roosevelt, que dejó siete fallecidos y doce heridos.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS