ACTUALIDAD

Aaron Hernández dejó un mensaje en la pared de su celda antes de suicidarse

5 mayo, 2017 Agence France-Presse

Aaron Hernández escribió una mención de un pasaje bíblico con tinta en su frente y con sangre en la pared de su celda antes de ahorcarse con una sábana, consignó la policía estatal en un informe difundido el jueves.

El exjugador de los Patriots de Nueva Inglaterra fue encontrado el 19 de marzo en la prisión de Souza-Baranowski, donde purgaba una cadena perpetua por la muerte de Odin Lloyd, exjugador de una liga menor de fútbol americano, ocurrida en 2003. Lloyd salía con la hermana de la novia de Hernández. Su suicidio se produjo cinco días después de que se le exoneró por otros dos homicidios, acaecidos en 2012.

Puedes leer: Exjugador de la NFL muere ahorcado en su celda

El reporte divulgado por la policía estatal señala que el versículo 3:16 del evangelio de Juan estaba escrito en la frente de Hernández y en la pared de la celda.

El versículo reza: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.

Fotografía: AFP
Fotografía: AFP

El reporte, elaborado por un detective de la policía estatal que fue asignado al fiscal del condado Worcester, Joseph Early Jr., dijo que un custodio de la cárcel encontró a Hernández alrededor de las 3 de la madrugada.

Los custodios encontraron que un cartón fue insertado en la puerta de la celda de Hernández para prevenir que pudiera ser abierta. Hernández también regó una copiosa cantidad de champú en el piso para que quedase resbaloso, señala el informe.

Te puede interesar: El exjugador Aaron Hernández dejó tres cartas antes de quitarse la vida

Una vez que los custodios pudieron entrar a la celda, encontraron a Hernández desnudo y colgado de una sábana que se había amarrado a los barrotes de la ventana. Los custodios y personal médico trataron de hacerle reanimación cardiopulmonar, pero nunca recuperó el conocimiento.

La policía estatal mencionó que el dedo mediano de Hernández tenía un corte recién hecho, y con sangre en los dedos adyacentes. Además del versículo bíblico escrito en su frente, se pudo encontrar una enorme marca de sangre en cada uno de sus pies.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS