ACTUALIDAD

Buenas acciones de guatemaltecos que ennoblecen el corazón

13 diciembre, 2017 Jerson Ramos

Ayudar a la gente con menos recursos, como dar una taza de café caliente, o el simple hecho de cumplir con su trabajo, es causa para decir #BienHecho.

En Amatitlán, una familia decidió ir a la prisión y hospital de la localidad a regalar café caliente.

La familia Aguilar sitió la necesidad de compartir con personas menos afortunadas, y colaborar para que fuera un poco más soportable el frío.

Salieron de su casa con una cafetera eléctrica y una olla, en donde tenían la bebida caliente.

También llevaban cajas en las que había panes, que repartieron entre las personas que encontraron.

Los lugares que visitaron fueron la cárcel a cargo de la Policía Nacional Civil, que se ubica donde está la subestación 15-2-1.

Entre los beneficiarios estaban las personas que permanecían presas en ese lugar, así como a los agentes que se encontraban de turno y lo que salían para comenzar su descanso.

Después fueron al hospital de la localidad, y regalaron la comida que llevaban entre quienes esperaban turno en la emergencia.

 

Otro caso similar de buena actitud fue el de los dueños del restaurante El Adobe, en la zona 1, quienes decidieron regalar café caliente para todos aquellos que pasaran por el lugar.

El rótulo decía «Por favor si tiene frío tómese una tacita de café»

#BienHecho
El restaurante El Adobe, en la zona 1, regala café a los transeúntes que deseen una bebida caliente. Foto: Aldo Bonilla / Diario Digital

#BienHecho en el trabajo

En su cuenta de Twitter, la vocera de la Policía Municipal de Tránsito de Villa Nueva, Dalia Santos, colocó dos fotografías de una agente de la Policía Municipal de Tránsito de Amatitlán, en las que se observa que realiza un procedimiento con el conductor de una motocicleta.

El hecho ocurrió el pasado 11 de diciembre.

La historia que relata Santos es que el motociclista se transportaba durante la mañana junto a su esposa y su hijo.

La agente consideró que esa situación ponía en riesgo la vida del menor, y decidió detener al conductor.

Por esa acción, el motorista fue multado, y su esposa junto a su hijo, fue obligada a continuar con su viaje en un bus del transporte público.

El operativo finalizó con un conductor molesto por la sanción, pero con la seguridad de que no habría ninguna hecho que atentara contra la seguridad de la mujer y un bebé.

También te puede interesar: Rescatan a dos menores víctimas de maltrato infantil

 

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS