¡Alerta! Aumentan intoxicaciones de niños con desinfectantes

0
481

Cuando nació su hija, Alex Kaplan pensó que su hogar era seguro para los bebés. Pero estaba equivocado.

“Tenemos una niña astuta”, dijo Kaplan, que vive en Washington. “A los 9 meses logró abrir una botella de acetaminofén, que era, ‘a prueba de niños’”.

Cuando Kaplan la encontró, estaba metida en un lío pegajoso y se había untado las cápsulas de gel en la boca. “Descubrimos que el acetaminofén es muy peligroso y depende de la dosis”, dijo Kaplan, quien llamó al control de intoxicaciones y luego se dirigió a la sala de emergencias más cercana.

La hija de Kaplan estaba bien, pero el envenenamiento accidental es un problema grave para los niños estadounidenses.

Más de 300 niños reciben tratamiento por envenenamiento cada día en los departamentos de emergencias de Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

En promedio, dos de esos niños mueren.

A medida que los estadounidenses pasan más tiempo en casa tratando de proteger a sus familias contra covid-19, aumentan las intoxicaciones accidentales. Y algunos expertos creen que el aumento se debe a los mismos productos de limpieza que usan los padres para proteger a sus familias de las infecciones.

¿Por qué han aumentado las intoxicaciones?

“Nuestro centro ha experimentado un aumento de más del 100% en las llamadas relacionadas con los productos de desinfección desde el 31 de marzo hasta esta semana”, dijo la doctora Kelly Johnson-Arbor, directora médica del Centro Nacional de Envenenamiento Capital. Si bien los comentarios del presidente Trump sobre la lucha contra covid-19 con desinfectantes se han relacionado con una oleada de llamadas de control de envenenamiento, el aumento es anterior a su conferencia de prensa del 23 de abril.

El Centro Nacional de Envenenamiento de la Dra. Johnson-Arbor atiende a los condados de Maryland, Virginia y el Distrito de Columbia, pero hay llamadas de todo Estados Unidos.

La Administración de Recursos y Servicios de Salud descubrió que las llamadas a los centros de control de intoxicaciones aumentaron un 24% entre enero y marzo de 2020.

“Mucho de esto se debe a un mayor uso y exposición a productos de limpieza”, explicó Johnson-Arbor, señalando que muchos estadounidenses están tomando medidas adicionales para limpiar y desinfectar sus hogares para evitar la propagación de covid-19.

“Estos productos de limpieza son escasos”, dijo Johnson-Arbor. “Simplemente estamos agarrando lo que está disponible, y puede ser algo con lo que no estamos familiarizados para su uso”.

Un estudio publicado por los CDC el 24 de abril reforzó lo que Johnson-Arbor y sus colegas han observado.

Las llamadas al centro de envenenamiento relacionadas con productos de limpieza y desinfectantes aumentaron en un 20,4% en el período de enero a marzo de 2020, en comparación con el año anterior, según los nuevos datos.

Aunque el estudio no desglosa las cifras por mes, los gráficos de los CDC que muestran las llamadas a los centros de envenenamiento mostraron que la mayor exposición realmente se disparó en marzo, un período de creciente conciencia sobre el peligro que representa el covid-19.

Los niños corren el mayor riesgo de exposición a sustancias químicas

Esas llamadas a los centros de control de intoxicaciones involucraron desproporcionadamente a niños pequeños.

“Los niños son naturalmente curiosos”, dijo Johnson-Arbor. “Es por eso que no es raro ver a los niños acceder a estos productos de limpieza”.

El grupo más vulnerable incluía niños de 5 años o menos. De enero a marzo de 2020, representaron el 35,7% del total de llamadas a centros de envenenamiento relacionadas con productos de limpieza y el 46,9% de las exposiciones a desinfectantes.

Si bien los niños mayores representaron menos llamadas al control de intoxicaciones, todavía están en riesgo. Durante el período de muestra destacado en el estudio de los CDC, los jóvenes de 6 a 19 años representaron el 8,9% de las exposiciones a productos de limpieza y el 13,6% de las exposiciones a desinfectantes.

Si bien los números han aumentado, la proporción general de niños afectados es consistente con los datos de años anteriores.

El Centro Nacional de Envenenamiento Capital informó que en 2018, el 44,2% de las exposiciones al veneno fueron niños de 5 años o menos.

De estos, los niños de 1 año y los de 2 años estaban en mayor riesgo. El informe de NCPC mostró que en los niños de 12 años y menores, los niños tienen más probabilidades de estar expuestos; las niñas corren un mayor riesgo a partir de los 13 años.

Los productos comunes pueden ser peligrosos para los niños

Las exposiciones a químicos están en aumento, pero incluso en un año normal, los productos de limpieza del hogar representan un peligro para la salud de los niños.

“Cualquiera de los productos disponibles actualmente puede ser peligroso para los niños”, dijo Johnson-Arbor. “Los desinfectantes generalmente tienen composiciones similares. Generalmente están compuestos de blanqueadores, compuestos de amonio, alcoholes, agentes abrasivos; todas esas cosas son potencialmente tóxicas”.

Los productos de limpieza totalmente naturales también pueden presentar un riesgo, señaló Johnson-Arbor.

“Los productos de limpieza natural pueden no contener” los químicos agresivos “entre comillas que están presentes en los productos tradicionales, pero pueden contener otras cosas”, dijo.

“A veces, los productos de limpieza naturales contendrán aceites esenciales, por ejemplo, y los aceites esenciales pueden ser muy irritantes para la piel, los ojos y el tracto gastrointestinal”.

Las sustancias de limpieza fueron la causa número 2 de envenenamiento para niños menores de 6 años, representando el 10,7% de todas las exposiciones en 2018, según datos del informe anual del Sistema Nacional de Datos de Envenenamiento de la Asociación Estadounidense de Centros de Control de Envenenamiento.

Encabezando la lista de exposición pediátrica de 2018 fueron cosméticos y productos de cuidado personal, que representaron el 12,1% de los casos. En el lugar número 3 estaban los analgésicos, como el paracetamol, el ibuprofeno y la aspirina.

Sin embargo, las exposiciones químicas más comunes no siempre son las más graves.

Para los niños menores de 6 años, los medicamentos para el dolor representaron el 20,5% de las muertes por envenenamiento entre 2014 y 2018, informó el Centro Nacional de Envenenamiento Capital, basándose en cifras del Sistema Nacional de Datos de Envenenamiento de la Asociación Estadounidense de los Centros de Control de Envenenamiento. Otras muertes por envenenamiento incluyen humos (16,7%), antihistamínicos (6,4%) y medicamentos cardiovasculares (5,7%).

A pesar de la prevalencia, y el aumento reciente de intoxicaciones pediátricas debido a productos de limpieza y desinfectantes para el hogar, es relativamente poco probable que estos causen muertes. Entre 2014 y 2018 representaron solo el 3,4% de las muertes por envenenamiento.

*Con información de CNN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí