ACTUALIDAD

Hacer llamadas bromistas a la policía puede traer consecuencias

3 abril, 2019 Mario Ramirez

Un adolescente de Ohio fue arrestado en relación con una serie de llamadas de broma a la policía en el estado de Nueva York y en todo Estados Unidos, dijeron autoridades.

El joven de 17 años de edad, quien está acusado de hacer llamadas del tipo conocido como “swatting”, fue acusado de 40 cargos por delito grave y 33 por delitos menores en el condado de Mahoning, Ohio.

“Swatting” es el acto de hacer un reporte falso a la policía — generalmente sobre un crimen urgente o violento — para hacer que agentes de la ley o equipos SWAT se dirijan a un lugar en particular.

El menor está acusado de llamar a la policía el 11 de agosto y decir que le había disparado a su esposa, que tenía un rifle AR-15 y que tenía a su hijo como rehén en una casa en Kent, Nueva York, dijo la oficina del Sheriff del condado de Putnam.

Cuando llegó la policía, encontraron que la casa estaba vacía y confirmaron que no había una emergencia. El propietario y su familia habían estado fuera del estado, dijo la oficina del alguacil.

Posteriormente, los investigadores determinaron que las llamadas se hicieron desde el condado de Mahoning y que el mismo número de teléfono se había vinculado a incidentes similares en todo el país.

Se espera que el arresto calme las bromas

Las autoridades no revelaron el nombre del adolescente o la cantidad de incidentes que están investigando. Tampoco está claro dónde y cuándo ocurrieron los incidentes, y si alguien resultó herido.

El sheriff del condado de Putnam, Robert L. Langley Jr., dijo que espera que el caso “disuadirá a otros de intentar este tipo de actividades”.

La peligrosa broma se ha vuelto popular en los últimos años debido a que algunas celebridades de alto perfil como Justin Bieber y Kim Kardashian fueron víctimas, pero también por haber tenido algún desenlace mortal.

La semana pasada, un hombre de California que hizo una llamada falsa que condujo a un tiroteo policial fatal en Kansas fue condenado a 20 años en una prisión federal después de declararse culpable. Las autoridades dijeron que hizo llamadas al 911 desde Los Ángeles al adquirir un número de Wichita, Kansas, a través de una aplicación de teléfono celular.

No hay estadísticas nacionales acerca de cuántos incidentes de “swatting” ocurren cada año, dice el FBI, pero un agente especial del FBI consideró que serían cientos desde 2013.

Lee más:

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS