ACTUALIDAD

No des tu brazo a torcer en el trabajo, aprende a ser asertivo

6 noviembre, 2017 Redaccion Canal Antigua

El trabajo es la actividad donde pasas buena parte de tu vida; quizás, la mayoría. Y si aceptamos esto, es necesario que tengas las herramientas para moverte con seguridad y mostrarte seguro. Si te «da pena» o eres un poco tímido, esta nota es para ti.

La confianza y la asertividad, o defender tus propios derechos y defenderlos, pero respetando a los demás,  a veces es muy difícil de lograr, sobre todo en situaciones de trabajo. Incluso, si no puedes manejarlo, puedes terminar lastimado.

En ese caso, si eres muy dócil, puedes darles a los demás la oportunidad de aprovecharse de ti, y si no eres seguro, también podrías limitar tus oportunidades de ascender en una empresa.

Así que te damos 4 formas para que aprendas a ser más asertivo:

1. Deja de disculparte

Una cosa es ser humilde, pero si te disculpas en situaciones en las que no se justifica un «lo siento», desacreditas tus ideas y resaltas tus inseguridades. Así que la próxima vez que no estés de acuerdo con alguien, o quieras sugerirte que haga las cosas diferente, no digas «lo siento». Solo di lo que quieras decir, espera la reacción y responde como sea necesario.

via GIPHY

Por ejemplo, si un compañero de trabajo te comparte una estrategia de la que no estás de acuerdo, en lugar de decir «lo siento, pero creo que deberíamos de hacer esto..», di «En realidad, esta es la razón por la que este otro enfoque será más beneficioso». De esa cuenta, es más probable que te escuchen si tus ideas y lenguaje generan confianza.

2. Elige con cuidado tus palabras

No le pongas palabras que pueden ser insignificantes, a un argumento con valor y convincente. Sea cual sea tu punto, serás más tomado en cuenta, si utilizas palabras que no hacen parecer que no confías en lo que dices.

via GIPHY

Por ejemplo, si empiezas con algo como esto «Esto es solo es una idea, pero…», terminarás vendiendo la idea con dudas. Por el contrario, de pie, di que esa es tu idea de hacer tal cosa, y da las razones por las que funcionará.

3. Demuestra saber de lo que estás hablando

Esto es clave: será muy difícil lograr que confíen en tus ideas, si tus datos y conocimientos son confusos. Claro, es cierto que una persona asertiva puede ofrecer una idea de forma enérgica sin tener información sólida, pero realizar una investigación anterior, puede ayudar mucho a tu confianza.

via GIPHY

4. Tienes poco que perder

Ser asertivo no quiere decir agresivo, sino en un punto intermedio. Todo es reconocer la línea que los separa, para que tus colegas puedan respetarte cuando se den cuenta que puedes defender tus ideas.

Así que, mientras más confianza tengas en tu trabajo, tendrás más oportunidades de éxito. Y la gratificación viene en dos vías: mejorar en tu carrera profesional y hacer de tu trabajo actual más placentero.

*Con información de CNN.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS