ACTUALIDAD

Así entreno al equipo del traje ancestral

5 marzo, 2017 Dafne Perez ContraPoder

Jugamos fútbol con el traje ancestral de la aldea Xejuyup, Nahualá. Esto nos ha abierto las puertas a jugar partidos para exhibición. Por Dafne Pérez a partir de una entrevista con Miguel Perechú.

Foto: Dafne Perez/Contrapoder
Foto: Dafne Perez/Contrapoder

Mi nombre es Miguel Perechú y nací en una aldea en la bocacosta del departamento de Sololá. Su nombre es Xejuyup que significa “debajo de las montañas” en k’iché’, la etnia a la que pertenezco. Soy entrenador del equipo de fútbol de la localidad, el cual es especial porque juega con su traje ancestral.

El fundador es mi papá, Antonio Perechú, quien soñaba con jugar en la Liga Mayor desde que era adolescente. A los 17 años empezó a entrenar como portero en el Deportivo Suchitepéquez, en Mazatenango. Lo hizo durante tres años, pero no pudo seguir porque se casó y no le alcanzaba el dinero.

Su pasión era el fútbol, así que decidió conformar un equipo en su comunidad. Decidió que utilizarían como uniforme el traje que los hombres usaban en la aldea. Así nació el Club Social y Deportivo Xejuyup. La primera oportunidad para jugar se dio en 1982, como antesala en un partido del Deportivo Suchitepéquez.

En ese año no había un camino que comunicara nuestra aldea con Santo Tomás La Unión en Suchitepéquez, así que los jugadores tuvieron que recorrer cinco kilómetros a pie y después conseguir otro transporte para llegar hasta Mazatenango, 17 kilómetros más.

Cuando se jugó el primer partido yo tenía dos años, así que crecí con el equipo de Xejuyup. Mi papá me cuenta que a partir de ese encuentro recibieron cartas de invitación para jugar en otras ferias de comunidades cercanas. Nuestro equipo era particular por su uniforme. Su recuerdo más preciado es ese primer partido, porque siempre tuvo la ilusión de jugar en el estadio Carlos Salazar de Mazatenango lleno a su capacidad total de 10,000 personas.

Hoy somos 22 integrantes adultos y una selección de 30 niños entre 3 y 12 años, quienes entrenan para algún día integrarse al equipo mayor.

Yo empecé a entrenar, en 1987, con el Deportivo Xejuyup cuando tenía siete años. En ese momento no tenían una liga para niños. Me gradué como maestro de Educación Física y ahora trabajo en la escuela de la aldea Pasajquín, en Sololá. Cuando cumplí 20 años, ahora tengo 36, me hice cargo de entrenar el equipo, pues mi papá ya no tenía tanta energía como antes. Actualmente, él tiene 55 años.

Hoy somos 22 integrantes adultos y una selección de 30 niños entre 3 y 12 años, quienes entrenan para algún día integrarse al equipo mayor. También quiero conformar un equipo de mujeres, que juegue con pantalonetas, corte y güipil. Hasta ahora solo hemos entrenado una vez. Los trajes que usamos los alquilamos, pues son muy caros. Uno completo puede llegar a costar Q2,800.

Nosotros tratamos que todo refleje nuestra cultura, así que los números en la espalda del kutín o camisa están en el sistema maya y la numeración arábiga, para que sea más fácil para los árbitros.

El traje también se conforma de un coxtar o rodillera, parecido a una falda, que se sostiene por el pas o faja. Ya no es común ver a los hombres con ello, solo algunos abuelos lo usan y algunas abuelas todavía los cosen. Por eso nos enorgullece llevarlo a donde sea que juguemos.

Por ahora somos un equipo pequeño, pero ya nos ofrecieron una ficha para integrarnos al torneo de la Segunda División. Queremos pertenecer a una liga, para que los patojos tengan una mejor oportunidad.

Foto: Dafne Perez/Contrapoder
Foto: Dafne Perez/Contrapoder

Otros datos del equipo

El municipio de Nahualá se encuentra a 165 kilómetros de la capital. Pertenece a la parte sur del departamento de Sololá denominada “bocacosta”, que se encuentra cerca de Suchitepéquez.

  • El uniforme cuesta Q2,800. La rodillera o coxtar es lo más caro. Puede llegar a costar Q1,400. El kutín,Q 800.

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios


ETIQUETAS


RELACIONADOS