ACTUALIDAD

Así era el terrorista de Barcelona, tímido y un ejemplo a seguir

21 agosto, 2017 Josue Utrilla Diario Digital

El presunto autor del ataque en Barcelona, el joven marroquí Younes Abouyaaqoub, abatido este lunes 21 de agosto por la policía, creció en una pequeña localidad de Cataluña al igual que su hermano de 17 años, también miembro de la célula terrorista.

Abouyaaqoub, de 22 años, murió en Subirats, 50 kilómetros al oeste de Barcelona, cuando era objeto de una intensa búsqueda por la policía.

Puedes leer: Abatido un hombre que podría ser el autor del atentado de Barcelona

Apenas a los cuatro años, se trasladó con su familia a Rípoli, donde residió el resto de su vida. Tenía cuatro hermanos, uno de ellos murió en el tiroteo de Cambrils, mientras la más pequeña tiene tres años.

De acuerdo con el diario El País, el joven estudió en el colegio público Joan Maragall donde sacaba excelentes notas. Luego pasó al Instituto Abat Oliba donde completó sus estudios y accedió a un grado superior de electromecánica que aprobó sin dificultades.

Era tranquilo, bastante callado, algo tímido. Nunca se metía en líos. Mis padres lo ponían como ejemplo cuando yo me metía en un problema, me decían que podía ser como Younes”, relata uno de sus amigos en Rípoli. 

Fotografía: AP

El joven marroquí trabajaba con contrato fijo en una empresa de soldadura y mantenimiento industrial en Rípoli. Compartía su pasión por los automóviles y el fútbol. A los 18 años obtuvo su licencia de manejo para conducir un Seat Ibiza, un BMW y un Citroen C5 compartió otro amigo, quién también recuerda sus habilidades con el equipo Rípoli FC.

Abouyaaqoub se mantenía fugado desde el atentado del jueves en las Ramblas de Barcelona, donde al volante de una camioneta atropelló mortalmente el jueves pasado a 13 personas y luego acuchilló a otra en su huida.

Extremadamente determinado y dando muestras de sangre fría, Abouyaaqoub escapó a pie, en medio de una Barcelona en pánico. Atravesó un mercado techado. Recorrió unos seis kilómetros hacia el sur de Barcelona, donde acuchilló a un hombre y escapó con su vehículo, con el cadáver dentro.

Finalmente lo abandonó tras saltarse un control de la policía. El lunes, fue abatido después de que gritara “Alá es grande” y mostrara a los agentes un cinturón de explosivos, que resultó falso.

*Con información de El País y AFP 

 



RELACIONADOS