ACTUALIDAD

Así fue el cara a cara de Donald Trump y Vladimir Putin

7 julio, 2017 Agence France-Presse

Donald Trump y Vladimir Putin se estrecharon por primera vez la mano este viernes 7 de julio. Ocurrió durante su esperado cara a cara en el G20 de Hamburgo, en un ambiente de expectación por su desconfianza mutua pero también por los enfrentamientos entre policía y manifestantes. Además, bajo la sombra de la investigación a la presunta intromisión rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos el año pasado.

Mientras asesores tomaban sus asientos en torno a una amplia mesa, Trump le dio la mano a Putin y ambos sonrieron. Trump le dio una palmada amistosa en la espalda a Putin en momentos en que están los dos juntos de pie.

Es la primera vez que se encuentran cara a cara los líderes de las dos potencias mundiales, aunque los dos han hablado por teléfono desde que Trump asumió la presidencia en enero.

Durante una reunión formal, ambos mandatarios hablan de las crisis mundiales como la de Siria y las provocaciones de Rusia en Ucrania.

Antes del encuentro, Trump dijo en Twitter que ya esperaba reunirse “con líderes mundiales, incluyendo con Vladimir Putin. Mucho que discutir”.

Trump hizo alusión a la controversia sobre Rusia con una burla a quien fuera su rival en las elecciones, Hillary Clinton. Trump escribió en Twitter que “todo el mundo aquí está hablando” de la respuesta “bochornosa” al descubrimiento del FBI de que las computadoras del Partido Demócrata habían sido infiltradas, un hecho que según las investigaciones se originó en Rusia.

Frente a las instalaciones donde se llevaba a cabo la cumbre, las protestas estaban creando problemas para la primera dama Melania Trump, quien no pudo asistir a un evento con otras primeras damas. Los asistentes de la señora Trump dijeron que la policía local no le permitió salir de sus instalaciones debido a las protestas, en las que los alzados incendiaron vehículos

Puedes leer: “Bienvenidos al infierno”, la manifestación contra la cumbre G20

El encuentro Trump-Putin está siendo vigilado de cerca para ver qué tan cordial será el ánimo entre los dos mandatarios. El predecesor de Trump, Barack Obama, tuvo relaciones bastante tensas con Putin y Trump ha prometido mejorar las relaciones con Rusia. Pero en Estados Unidos reina el escepticismo hacia Rusia y se han multiplicado las sospechas de que la campaña electoral de Trump conspiró con Moscú para sesgar las elecciones del año pasado.

Cuando se tomó el retrato oficial de la cumbre del G20, Trump y Putin estaban en extremos opuestos de la tarima. Putin conversó informalmente con la canciller alemana Ángela Merkel, antes de tomar su lugar al lado del presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Una vez tomadas las fotos, Merkel, al centro, declaró concluida la sesión.

Antes de Putin, Trump tuvo que manejar otra relación internacional espinosa al reunirse con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Peña Nieto planeaba visitar la Casa Blanca poco después de que Trump asumiera el cargo, pero canceló el viaje debido a la insistencia del presidente de Estados Unidos de que México pague por el muro que prometió construir a lo largo de la frontera para frenar la inmigración no autorizada. El presidente mexicano insiste en que México no pagará.

El viernes, cuando un reportero le preguntó si todavía insiste en que México pague por el muro, Trump respondió: “Absolutamente”. El presidente estadounidense ha prometido reforzar la seguridad fronteriza y aplicar mano dura a los trabajadores indocumentados y los cárteles de la droga.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS