ACTUALIDAD

Así me convertí en bailarina de salsa clásica

3 marzo, 2018 Redaccion Contrapoder

“Poder hacer un cambio para Guatemala y ser un ejemplo de que sí se pueden lograr las cosas que uno desea, sin importar tropiezos ni obstáculos” es la consigna de Julia Acevedo, una inquieta jovencita que a sus 18 años ya ganó un concurso internacional de baile, su principal pasión, y que la perfila como una gran intérprete de la danza.

Expone que desde muy pequeña le han gustado las diferentes ramas del arte, pues proviene de una familia de artistas.
“Desde que tenía 4 años bailo salsa; comencé en una academia cubana ubicada en la zona 15. Estuve cuatro o cinco años recibiendo clases. Después mi papá me dijo que prefería que fuera bailarina de ballet clásico. A mí no me gustaba para nada la idea, porque siempre he sido salsera y con más sabor”, recuerda la joven.

Sin embargo, a pesar de haberle causado impacto la propuesta de un cambio tan radical, al fin sus padres lograron convencerla y Julia decidió estudiar bachillerato en danza clásica, una carrera que dura nueve años. Después de cierto tiempo, agrega, se dio cuenta de lo maravillosa que es esta rama de la danza. “Más que hacerlo como un hobby se ha vuelto parte de mí, de mi estilo de vida, de mi desempeño cotidiano. Ingresé a los 9 años y me gradué en 2017”, expresa con satisfacción.

El retorno a la salsa

“A finales del año pasado un amigo me invitó a una fiesta. Al llegar tuve una gran sorpresa porque era en Dance Art Academy, donde aprendí a bailar salsa. Luego hablé con el director, Héctor Blanco, quien me invitó a formar parte de la compañía y, un mes más tarde, a ser su pareja de baile. Comencé a principios de abril y desde entonces me propuse muchas otras metas. El recorrido no ha sido nada fácil, pero con disciplina, el apoyo de mi familia, el amor y la pasión con que hago las cosas y la fuerza que me ha dado Dios he logrado cumplir cada una de ellas”.

Julia cuenta que los ritmos que ha practicado durante su carrera son hip hop, bellydance, bachata, contemporáneo, neoclásico y ballet, en la escuela Nacional de Danza Marcelle Bonge de Devaux, mientras que los de salsa y bachata, en la Dance Art Academy.

Su trayectoria

Acevedo puntualiza que toda su vida ha bailado y ha hecho la fusión de distintos estilos. No obstante, también ha actuado en obras de teatro y participado en diferentes espectáculos musicales. Desde abril de 2017 ha tenido la misma pareja de baile, Héctor Blanco, quien junto a Kathy Milla le propusieron el reto de ir a competir al campeonato mundial World Salsa Summit.
“En cierto momento me dio miedo y no me sentía capaz, además de los desvelos por tener que salir tarde de los ensayos y las correcciones que me hacían mis instructores. Sin embargo, gracias al ánimo que me daba mi mamá y por la gran pasión que le tengo al baile, me propuse ser la mejor. No para opacar a nadie, sino para asumir en primera persona mi propio desafío”.

“Sentí nervios y a la vez mucha emoción de ver a tanta juventud, a tantas personas haciendo lo mismo que yo, bailando y siendo felices. Es una experiencia distinta y que siempre voy a atesorar. Creo que recibir el premio es una de las experiencias más bonitas y emocionantes que me ha tocado vivir por el momento. Espero en Dios tener muchos más triunfos y más sueños cumplidos”, comparte Julia.

¿Y ahora qué sigue?

La joven bailarina dice que sus metas son seguir viajando para adquirir más conocimientos. “Quiero sacar adelante a mi Guatelinda. Poder hacer un cambio y ser un ejemplo de que sí se pueden lograr las cosas que uno desea, sin importar que surjan tropiezos u obstáculos. Me gusta mucho un versículo de la Biblia que dice Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Siempre lo tengo presente, porque sé que Dios me acompaña en todo lo que anhelo”, subraya.
Agrega que en lo profesional estudiará Arquitectura, pero que su deseo es ser una mujer emprendedora para ayudar a las personas que lo necesiten, por medio de su arte. No obstante, se ha propuesto seguir viajando para poner el nombre de Guatemala en alto por medio de la danza.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS