Canal Antigua

Somos información

Atacante de Highland Park había contemplado cometer otro tiroteo

3 minutos de lectura

El atacante de la masacre del desfile del cuatro de julio en Highland Park, Illinois admitió haber llevado a cabo el ataque que terminó con la vida de siete personas y dejó a decenas más heridas, según afirmaron los fiscales en la corte este miércoles.

Robert E. Crimo III, de 21 años, dijo a las autoridades en una declaración voluntaria que “miró por la mirilla, apuntó y abrió fuego» contra los transeúntes, vaciando dos cargadores de 30 balas antes de cargar su arma con un tercero y disparar de nuevo, afirmó el fiscal adjunto del estado del condado de Lake, Ben Dillon, durante una audiencia virtual de fianza.

Un juez ordenó que Crimo, que compareció en la audiencia vestido de negro, permaneciera detenido sin fianza por siete cargos de asesinato en primer grado. Una condena resultaría en una sentencia de cadena perpetua sin libertad condicional, pero se podrían presentar más cargos en el futuro, dijo el fiscal estatal del condado de Lake, Eric Rinehart.

El atacante «contempló seriamente» cometer un segundo tiroteo

Las autoridades creen que Crimo había planeado el ataque durante semanas, y el rifle que utilizó y otro que supuestamente tenía cuando fue detenido por la policía parecen haber sido comprados legalmente en Illinois, dijo Covelli. Se recuperaron otras armas en su casa de la cercana localidad de Highwood.

Podría haber habido una matanza incluso peor: según un portavoz de la policía, Crimo condujo hasta Madison, Wisconsin, el lunes luego del tiroteo de Illinois y contempló la posibilidad de cometer un segundo ataque.

Crimo vio «una celebración en curso… y contempló seriamente la posibilidad de utilizar el arma de fuego que tenía en su vehículo para cometer otro tiroteo en Madison», dijo Covelli a los periodistas tras la comparecencia del miércoles, identificando el arma como una Kel-Tec SUB200. Crimo tenía aproximadamente 60 rondas de munición en su auto en ese momento, dijo Covelli.

«No tenemos información que sugiera que planeaba conducir a Madison inicialmente para cometer otro ataque. (Pero) sí creemos que estaba conduciendo después del primer ataque y vio la celebración», dijo Covelli.

«Los indicios apuntan a que no había pensado o investigado lo suficiente», dijo Covelli.

Covelli declinó de nuevo abordar el motivo del sospechoso, diciendo a los periodistas que no quería entrar en detalles específicos sobre lo que Crimo dijo a los investigadores.

«Sin embargo, tenía algún tipo de afinidad hacia los números 4 y 7, y el inverso era 7/4», dijo Covelli, en referencia a la fecha del lunes, el 4 de julio. Según Covelli, la afinidad de Crimo «viene de la música que le interesa».

Las autoridades no tienen ninguna información que sugiera que el tiroteo del lunes tuvo «una motivación racial, religiosa o cualquier otra condición protegida», dijo Covelli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *