ACTUALIDAD

Balas, bolas y bolos

25 agosto, 2017 Estuardo Gasparico

El peor escándalo de la semana: El Viaje del Presidente Jimmy morales a Nueva York.

Hace diez días, los guatemaltecos fuimos sacudidos por otro de esos sucesos que rebasan la capacidad de asombro y encienden las redes sociales con miles de mensajes airadas y exigencias de responsabilidad, mientras los funcionarios y autoridades de turno hacen caso omiso de las protestas, esperando que otro suceso nos haga olvidar el anterior.

De hecho, no es la primera vez que varios inocentes pierden la vida en un ataque indiscriminado como el del Hospital Roosevelt y solo basta recordar el granadazo en el Hospital General San Juan de Dios, que también cobró su cuota de sangre y dolor. Aparte está la balacera que también mató a algunos peatones, en las cercanías de la Cruz Roja Guatemalteca.

En estos tres hechos, el denominador común fue que estuvieron involucrados muchos pandilleros, quienes se organizaron para atacar o rescatar a reos que habían salido de los penales para acudir a exámenes médicos que, por cierto, fueron avalados por doctores del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) y autorizados por jueces a los que habría que investigar por ser los autores indirectos de esas lluvias de balas.

Luego, entre el martes y el miércoles pasado, surgió una gran “bola” que, para variar, involucró al presidente Jimmy Morales, consistente en que viajaría a Nueva York, Estados Unidos, a solicitar la destitución, deshabilitación o como quiera llamarle, del comisionado contra la impunidad en el país, Iván Velásquez.

El revuelo fue mayúsculo, porque quien denunció públicamente el supuesto hecho fue la Fiscal General, Thelma Aldana, quien amenazó con renunciar si se materializa la expulsión del colombiano, con quien ha protagonizado incontables “jueves y viernes de MP y CICIG”, con cauda de cientos de encarcelados y procesados.

No dejó de llamar la atención que, de inmediato, la cúpula empresarial se pronunció por medio de un comunicado que, palabra más, palabras menos, decía que “Guatemala no debe dar ni un solo paso atrás en la lucha contra la corrupción. El presidente está obligado a dirigirse a la nación ante informaciones que circulan y explicar sobre la veracidad de las mismas, en su caso, detallar las razones que lo motivan”.

Además, consideraron que tendría graves consecuencias para el país que la Fiscal General no complete el período para el cual fue electa. O sea, que esto ya suena a una guerra declarada entre la Presidencia de la República y la coalición MP-CICIG-Empresarios, por lo que el mandatario no la tendrá nada fácil. Especialmente, después de que hiciera caso omiso a este llamado y pusiera a su vocero a dar explicaciones ante la prensa.

Por cierto, sus declaraciones fueron erráticas, repetitivas y nada convincentes. Así que lo único que logró fue sembrar más dudas y desconfianza no solo entre los periodistas, sino en la población, que ahora espera el desenlace del embrollo. Por cierto, está circulando un llamado a manifestar en la Plaza Central este sábado, bajo el lema “Iván se queda en CICIG y Thelma en el MP”. ¿Qué tal?

Y por último, también se supo del escándalo protagonizado por un “bolo” que resultó ser nada menos que un diputado, a quien habrían sorprendido en plenos actos deshonestos en el sótano de un edificio, aparte de estar más borracho que una botella y de insultar a los guardias de seguridad.

O sea que entre balas, bolas y bolos, la ciudadanía tiene que seguir viviendo y luchando por salir adelante, pues con el gobierno de turno, estamos más que “fritos”.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS