ACTUALIDAD

El béisbol pierde terreno en Cuba por el fútbol

23 noviembre, 2018 Mario Ramirez

Se coló por la tele, se adueñó de las calles y se robó la preferencia de niños y jóvenes. En Cuba el fútbol estremece los cimientos del reinado beisbolero.

El béisbol siempre ha sido el deporte rey en Cuba, pero, poco a poco, el balompié ha ido ganando terreno.

En las calles de la isla es común ver a hinchas del Barcelona y del Real Madrid madrugando para ver un juego, o a niños y jóvenes pateando balones.

Con un fuerte apoyo de la televisión cubana, según aficionados, el fútbol fue ganando espacio en Cuba y logró cautivar a gran parte de fanáticos históricamente hinchas del béisbol.

«Aquí hay ocho equipos jugando a los 2 de la tarde y no le transmiten un juego de pelota, le transmiten el futbol del Barcelona», hizo ver un aficionado.

Según cifras oficiales, en Cuba juegan en el fútbol organizado unas 25 mil personas y en el béisbol unas 46 mil.

Pero fanáticos insisten en el papel de la televisión para la decaída del béisbol.

«Tienes acceso en la televisión cubana a ver la Champions de fútbol en vivo o con un día de retraso. Sin embargo, no puedes ver la serie mundial ni siquiera al día siguiente. Esas cosas han ido lacerando la afición en Cuba por el béisbol.»

A la falta de difusión en medios, se suma la escasez de terrenos y la accesibilidad.

Un guante de béisbol en Cuba cuesta lo mismo que un balón de fútbol, unos US$30, pero para armar un equipo hacen falta nueve guantes, además de bates y pelotas.

No obstante, los fanáticos del fútbol reconocen el valor del béisbol en el deporte cubano.

«Nosotros primeramente debemos saber convivir con la pelota en Cuba. La pelota es el deporte nacional y eso no lo va a cambiar nadie.»

El béisbol, que regresará a los Juegos Olímpicos en Tokio 2020 tras 12 años de ausencia, le ha dado a Cuba tres títulos olímpicos y 25 coronas mundiales.

Mientras tanto, en el fútbol, Cuba solo participó en la Copa del Mundo de Francia 1938, porque todos los rivales de su grupo desistieron de hacerlo.

Sin embargo, el Instituto Cubano de Deportes autorizó a la selección incorporar a futbolistas emigrados, con el objetivo de obtener un pase para la Copa Oro de la Concacaf en 2019.

Lee más:

Comentarios

comentarios


ETIQUETAS


RELACIONADOS