ACTUALIDAD

Un caricaturista pierde su empleo, ¿por «culpa» de Donald Trump?

30 junio, 2019 Mario Ramirez

La ilustración de un caricaturista canadiense del presidente Donald Trump jugando al golf sobre los cuerpos de dos inmigrantes ahogados se volvió viral el miércoles. Dos días después, Michael de Adder dijo en Twitter que había sido despedido por una casa editorial de New Brunswick, Canadá.

La ilustración de De Adder muestra a Trump preguntando a los dos migrantes muertos: “¿Les importa si juego?”.


La caricatura se refiere a la imagen de Óscar Alberto Martínez y su hija de 23 meses, Angie Valeria, acostados boca abajo en el agua. Los dos se ahogaron mientras intentaban cruzar el Río Bravo para entrar a Estados Unidos.

“Los altibajos de hacer caricaturas. Hoy me despidieron de todos los periódicos de New Brunswick”, escribió De Adder en Twitter. Más tarde aclaró que técnicamente había estado bajo contrato en Brunswick News Inc., y que no era un empleado que pudiera ser despedido.

¿La caricatura de la discordia?

Brunswick News Inc. respondió en un comunicado el domingo que “es totalmente incorrecto sugerir” que se le canceló el contrato independiente con De Adder por la caricatura de Trump.

“Esta es una narración falsa que ha surgido de manera descuidada e imprudente en las redes sociales”, escribió la editorial. Dijo que De Adder nunca ofreció la caricatura Trump a la compañía y ya había decidido “traer de vuelta” a otro caricaturista que, según dijo, era popular entre los lectores. “Las negociaciones habían estado en curso durante semanas”, declaró.

De Adder tuiteó que se recuperaría de perder el trabajo y que solo tenía que “recuperar un porcentaje de mi ingreso semanal”. De Adder tiene un libro que dijo que se lanzará en septiembre.

No respondió a una solicitud de comentarios adicionales de CNN Business.


Wes Tyrell, presidente de la Asociación de Dibujantes Canadienses, un grupo profesional de artistas, afirmó que los periódicos de Brunswick evitaron a Trump como tema de sus dibujos, y De Adder los estuvo haciendo con regularidad durante los últimos años, como cualquier caricaturista”.

La caricatura de De Adder sobre Trump fue la última controversia en torno a las caricaturas políticas. A principios de este mes, The New York Times dijo que había decidido acabar con las caricaturas editoriales en su totalidad, luego de la indignación por unacaricatura antisemita publicada en su edición internacional.

Lee más: Donald Trump abre de nuevo las puertas a Huawei

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS