ACTUALIDAD

Cedió asiento de su hijo durante vuelo, por miedo de ser agredida

5 julio, 2017 Redaccion Canal Antigua

Una maestra estadounidense aseguró que fue forzada a sentar a su hijo de 3 años en sus piernas por más de tres horas, después que United Airlines le diera el asiento del pequeño a otro pasajero.

La docente Shirley Yamauchi viajaba de Houston a Boston a una conferencia de maestros y compró los boletos con tres meses de anticipación. Debido a que niños mayores de dos años tienen que tener su propio asiento, también le compró pasaje a su hijo Taizo, y pagó casi US$1 mil por cada uno.

Ambos estaban sentados en sus lugares, cuando se acercó un pasajero y una azafata para indicar que ocupaban un asiento de más, el de su hijo.

«Le dije (al pasajero) que yo había comprado los pasajes para ambos y él me dijo que adquirió el boleto sin reservación, lo que procedía a que se sentara en el centro», indicó la docente.

También habló con la azafata, pero ella solo le dijo que el avión estaba lleno y se marchó.

«Tuve que llevar a mi hijo en mis piernas. Él pesa 25 libras, la mitad de mi peso. Estuve muy incómoda. Mi mano y mi brazo izquierdo estaban apretados contra la pared. Ya no sentía mis piernas», indicó la madre.

Taizo, el hijo de Shirley Yamauchi, tuvo que viajar en las piernas de su mamá, de Houston a Boston, en un vuelo de United Airlines. Foto: hawaiinewsnow.com

Yamauchi dijo que quería quejarse, pero tenía miedo de una agresión.

«Recordé esos incidentes de United que han salido en las noticias, la violencia. Yo soy asiática y me asusté. No quiero que esas cosas me pasen», agregó.

También puedes ver: Policía publica video antes de agresión a pasajero de United, afirman fue “agresivo”

 

Cinco días después del viaje, la aerolínea se disculpó con Yamauchi a través de un vocero, quien dijo que los agentes en la garita de entrada no escanearon bien el pasaje de su hijo Taizo, por lo que el sistema no lo mostró en el vuelo y el asiento se liberó para otra persona.

La compañía declaró: «Nos disculpamos mucho con la señorita Yamauchi y su hijo por esta experiencia. Devolveremos el dinero del boleto de su hijo y les daremos un voucher de vuelo. Trabajaremos con nuestro personal de garita para que esto no vuelva a suceder».

Yamauchi dijo que por este incidente, no volverá a viajar tranquila en United.

«Reservé estos pasajes con anticipación. Nos reportamos dos horas antes de abordar el avión. Tenía mis recibos, y todavía pasó esto», sentenció la maestra.

Con información de hawaiinewsnow.com

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS