ACTUALIDAD

Cinco poses sexuales para probar en el carro

25 febrero, 2017 Redaccion Canal Antigua

Antes que nada, no debes de conducir y hacer otra actividad al mismo tiempo, incluido tener sexo. Ya con eso dicho, no creemos que se pueda manejar mientras haces alguna de estas poses sexuales.

Tener sexo en el carro es común, en realidad. Ya sea que estas experimentando o que te guste la adrenalina de estar en un lugar público, un encuentro en el carro es de las experiencias que no debes dejar pasar.

Recuerda que hay lugares donde puedes parquearte y hacerlo.

Cucharita olvidada

Ilustración: Isabel Pineda/diariodigital.gt

Ilustración: Isabel Pineda/diariodigital.gt

Para este, necesitas un carro algo amplio. Acuéstense de cucharita y acomódense, ya sea subiendo una pierna al sillón de enfrente o topando en el sillón de atrás. Hay poco espacio para mucho movimiento pero es cómodo y discreto.

Vaquera motorizada

Ilustración: Isabel Pineda/diariodigital.gt
Ilustración: Isabel Pineda/diariodigital.gt

Haz para atrás hasta donde puedas el sillón del copiloto. Él se sienta en el sillón con las piernas extendidas y ella sobre él, apoyándose en el tablero. Con esta pose corres el riesgo de que te vean por las ventanas, pero el alcance al clítoris y senos está asegurado.

Sillón doble

Ilustración: Isabel Pineda/diariodigital.gt
Ilustración: Isabel Pineda/diariodigital.gt

Esta es como todas esas veces que uno se tiene que llevar a la otra en el regazo porque no caben en el carro, solo que ahora están desnudos de la cintura para abajo. Haz para atrás el sillón.Él abre las piernas para que ella se siente. Perfecto para que ella lleve el ritmo de la situación.

El perro dormido

Ilustración: Isabel Pineda/diariodigital.gt
Ilustración: Isabel Pineda/diariodigital.gt

Esta también se puede hacer en el dormitorio. Ella se acuesta y levanta la cadera. Él se acuesta sobre ella con las piernas un poco abiertas para mantener el balance. Procura no usar mucho esta pose porque los asientos no están diseñados para aguantar tanto peso y se arruinan. 

Bondage de asiento trasero

Ilustración: Isabel Pineda/diariodigital.gt
Ilustración: Isabel Pineda/diariodigital.gt

El carro tiene muchas cosas para divertirse. Con los cinturones de seguridad puedes amarrar a tu pareja y pasar un buen rato. O puedes usarlo para darle un par de azotes si se ha portado mal. 

Publicada originalmente en Diario Digital.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS