ACTUALIDAD

La Ciudad de México se ahoga

14 mayo, 2019 Marco Sajquin

La Ciudad de México se ahoga. El humo causado por los incendios y la contaminación del aire tienen en alerta ambiental la Zona Metropolitana del Valle de México, y por eso las autoridades han aconsejado a los ciudadanos seguir algunas recomendaciones de seguridad para evitar afectaciones en su salud debido a la mala calidad del aire.

Este martes, las autoridades activaron la Fase 1 de Contingencia Ambiental atmosférica extraordinaria por partículas contaminantes PM2,5. Desde primera hora del martes, se registró un valor de 158 puntos del Índice de Calidad del Aire en el municipio de Nezahualcóyotl.

En los últimos días, en la Zona Metropolitana del Valle de México se ha registrado una concentración alta de partículas finas y partículas suspendidas totales debido a más de una decena de incendios provocados por altas temperaturas y la baja velocidad de vientos, por lo que se ha disminuido la dispersión de agentes contaminantes en el aire, según la Jefatura de Gobierno de Ciudad de México.

Las autoridades declararon alerta ambiental en el Valle de México debido a la mala calidad del aire que afecta a la capital mexicana y otros estados del centro del país debido a incendios forestales. La Comisión Nacional Forestal informó que este lunes se registraron 144 incendios en el país, de los cuáles 38 han sido apagados y otros 106 continúan siendo atendidos.

La Fase 1 del Plan de Contingencia Ambiental se activa cuando se superan los 150 puntos de partículas finas (conocidas como PM10 y PM2,5) del índice de Calidad del Aire.

El martes hacia las 8 a.m., el Índice de Calidad de Aire de PM2,5 era “muy mala”, con una puntuación de 160.

En días anteriores, el valor máximo alcanzado de ozono fue de 139, y de PM10, de 120. El índice de partículas PM2,5 fue de 148 puntos en los últimos días, según la Jefatura de Gobierno de CDMX.

La jefa de gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo este lunes que en los próximos días se presentará un programa integral de calidad del aire.

Según expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el agua de lluvia en la capital de la República no es apta para el consumo humano debido a la cantidad de sustancias que contiene.

La lluvia nociva

Por otro lado, de acuerdo a un estudio del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM, el agua de lluvia en CDMX tiene, además de microorganismos, metales como aluminio, plomo, zinc, mercurio, arsénico y níquel, de acuerdo a una nota de prensa de la mencionada institución académica este lunes.

Rocío García, experta de la UNAM, explicó que en grandes urbes como la capital mexicana “la industrialización y la alta densidad poblacional tienen efectos adversos en la química de las precipitaciones pluviales, porque remueven de la atmósfera partículas y gases emitidos por fuentes naturales como la actividad volcánica, y antropogénicas, como emisiones vehiculares e industriales”.

Ella fue la investigadora que lideró el estudio para conocer la calidad del agua de lluvia en Ciudad de México y las posibilidades de consumo humano directo. Sus conclusiones determinaron que este líquido “sólo puede ser utilizado para tareas como lavar automóviles y algunos tipos de ropa, o para riego”.

Pero nunca para consumo humano directo: “Para ello se requiere de procesos complejos de filtración y someterla a lámparas de ozono para eliminar microorganismos”, dijo.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS