ACTUALIDAD

¿Cuánto llegaste a conocerte en tus fortalezas y debilidades?

25 julio, 2018 Isabel Soto

Todas las personas somos un conjunto valores, virtudes y defectos, pero para lograr tu bienestar empieza por conocerte a ti mismo.

Para el ser humano la socialización es un proceso fundamental de desarrollo y, para que este sea positivo, conviene que conozcas lo que te define y a lo que aspiras.

Desarrollar tu marca personal es una de las técnicas que permiten este conocimiento y crecimiento interior.

Tenlo presente: eres único

La autoestima es un cúmulo de sentimientos, percepciones, comportamientos y maneras de pensar que afectan tu forma de ser, de entender el mundo y a ti mismo.

La marca personal tiene una gran relación con cómo te sientes y cómo eso se proyecta en los demás.

Esta se define por las cualidades que te hacen único y especial, y lleva a que los demás te elijan a nivel profesional y personal.

Trabajar tus puntos fuertes y destacarlos, así como comprenderte y dominar tus imperfecciones, puede  mejorar tu bienestar general.

¿Quién eres en medio del maremoto de internet?

Trabaja tu marca personal

Piensa cada día en lo que puedes ofrecer que te hace único y especial.

Analiza cómo te ves y cuáles son esos puntos fuertes y débiles que debes trabajar para superar el miedo ante situaciones incómodas o el qué dirán.

También busca a tres personas de tu entorno personal, profesional y social, y pregúntales cuáles son las tres cualidades que, según ellas, te definen.

Es probable que lo que piensas poco o nada coincida con lo que el resto ve en ti.

Pero no te asustes si proyectas en los tres entornos cualidades distintas.

Por lo general, a nivel profesional tendrás que comportarte de otra forma y eso marcará la diferencia.

No obstante, también puede indicar que no estés expresándote tal y como eres en ese ámbito.

En este caso, puede que exista un conflicto de marca.

En otras palabras, quizás no te perciban como crees que eres, porque en realidad no te conoces y los demás te ven de modo distinto a como suponías.

Cada uno debe encontrar esos tres valores que le distinguen de otros y proyectarlos en todos los campos posibles.

Al expresarte, en las redes sociales o en tu tarjeta de presentación, y especialmente en el comportamiento personal.

En esta especie de matriz Dafo individual que consiste en enumerar tus Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades- puede estar la clave para cambiar tu actitud, aumentar tu autoestima y armarte de valor ante las dificultades que se presenten.

A través del conocimiento de esas capacidades puedes entender qué te hace especial  y qué se te da bien o mal.

Tenlo presente: el camino hacia el bienestar empieza por conocerte a ti mismo.

Repite conmigo:

-¡Quiero, puedo, me lo merezco!

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS