ACTUALIDAD

¿Se pueden contar las burbujas que hay en una copa de Champán?

9 abril, 2019 Candy Grajeda

Quizá muy pocos se hayan hecho esta pregunta y para otros parezca algo absurdo que se puedan contar las burbujas de una copa de Champán.

Aproximadamente, se pueden contabilizar unas 2 millones de burbujas en una copa alta y alargada, que es la que se utiliza normalmente.

Este logró hacerse antes de que la burbuja ascienda y estalle, convirtiéndose en un chorro de la bebida.

No obstante, cuando su efecto termine, se fragmentará en diminutas gotas de varios compuestos organolépticos.

Al quedarse estas gotas en “liberación” en conjunto de otras ya estalladas, son las que conforman la espuma, misma que se reconstituye a cada momento, por la producción constante de burbujas.

Es por ello, que justo cuando se va a ingerir la champaña se logra sentir las burbujas salpicar en la boca y nariz.

Cuando se está cerca del último trago, como todo queda rezagado, se siente un ligero y picante cosquilleo en la boca.

¿Qué es la Champán?

Es una bebida que se le conoce por ser un vino espumoso y refinado que data más o menos desde el siglo IV, y tuvo su mayor auge en el siglo VII.

Para la elaboración de la Champán, se sabe que se pueden usar 7 tipos de uvas diferentes pero solo 3 son las más comercializadas.

  • Pinot noir, aporta cuerpo y estructura.
  • Meunier, tiene menos “finura” porque su brote y maduración son tempranas.
  • Chardonnay, finura, elegancia, nervio y mineralidad, el mejor champán.

Las otras clases de uvas utilizadas son:

  • Arbane,
  • Pinot Blanc,
  • Pinot Gris y
  • Petit Meslier.

Y sin duda, lo que más se aprecia de esta bebida es su modo de elaboración, el cual determinará por mucho su calidad.

  1. Vendimia, la cual se realiza durante una fecha específica.
  2. Prensado, donde las uvas son prensadas para obtener los “mostos” y que estén limpios de coloración.
  3. Fermentación Alcohólica, donde se utilizan los mostos y se colocan en distintos esmaltados o barricas.
  4. Fermentación Maloláctica, se produce la conversión del ácido málico en láctico.
  5. Ensamblaje, es la mezcla de la variedad de vinos base para obtener el Champán.
  6. Embotellado y Tiraje, a la combinación obtenida del ensamblaje se le añade “licor de tiraje”.
  7. Espuma y crianza, después de 6 u 8 semanas de fermentación, se debe almacenar en bodegas por 15 meses para que se produzca la espuma.
  8. Removido, es el proceso de girar la botella horizontal hasta llegar “boca abajo”, para que las levaduras muertas se muevan.
  9. Degüelle, aquí se eliminan el depósito acumulado y permite dejar limpio el Champán, por lo que el sedimento que se congela es el que ejerce presión cuando se destapa.
  10. Dosage, antes de sellarse, se agrega el “licor de expedición”, que reemplaza la pérdida por el degüelle, para que cuando sea abierto, vuelva a expedir el sedimento.

Lee más: Chocolate y vino, claves en la fórmula contra la vejez

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS