Corea del Sur cuestiona los ejercicios militares de Pyongyang y la hermana de Kim Jong-un sale en defensa del régimen

0
170

Kim Yo-jong, la hermana del líder norcoreano, ha criticado la condena de Seúl a unas maniobras militares que incluyeron lanzamiento de proyectiles por parte de Pionyang, en el primer comunicado con su rúbrica que difunde la propaganda estatal.

La oficina presidencial surcoreana dijo hoy que aún está «analizando» el mensaje de Kim, que algunos ya valoran como un duro revés diplomático al proceder de alguien tan cercano al líder, Kim Jong-un.

En el comunicado, publicado por la agencia norcoreana KCNA, Kim Yo-Jong, defiende que los ejercicios (llevados a cabo entre el viernes y el lunes pasado) «no tenían como objetivo amenazar a nadie».

«Entrenarse es una misión básica para un ejército responsable de la defensa del país y es un gesto de auto defensa», dijo Kim, que consideró «chocante» que Seúl «lamentara profundamente y ordenara detener» los ejercicios.

El lunes, el Ejercito norcoreano lanzó desde la costa suroriental, donde se estaban realizando estas maniobras, dos proyectiles no identificados que volaron una distancia de unos 240 kilómetros y alcanzaron un apogeo aproximado de unos 35 kilómetros, una acción que el Gobierno de Corea del Sur tildó de poco constructiva.

Kim Jong-un, líder del régimen norcoreano, supervisando la última prueba militar de su ejército. /Korean Central News Agency/Korea News Service via AP/

Kim Jong-un, líder del régimen norcoreano, supervisando la última prueba militar de su ejército. /Korean Central News Agency/Korea News Service via AP/

«Después de todo, esto viene a significar que ellos tienen que estar preparados militarmente y nosotros no deberíamos hacer ejercicios militares», añadió Kim, que es responsable del departamento de propaganda y agitación.

La del lunes fue la primera prueba de armas de largo alcance en Corea del Norte desde que en Año Nuevo Kim anunciara que Corea del Norte está desarrollando una nueva «arma estratégica».

Pionyang realizó trece pruebas de armas en todo 2019, año que quedó marcado por la fracasada cumbre de Hanoi, en la que Washington consideró insuficiente la oferta de desarme de Pionyang y se negó a levantar sanciones.

Desde entonces las conversaciones sobre desnuclearización entre ambas partes permanecen atascadas y Pionyang ha decidido cortar lazos una vez más con Corea del Sur, aliado militar de EE.UU.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí