Canal Antigua

Somos información

Coronavirus: Australia cree que la necesidad para mantener la distancia social durará hasta un año

3 minutos de lectura

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, dijo este viernes que la necesidad para mantener la distancia entre personas durará hasta que se tenga una vacuna para el coronavirus, que cree se producirá en un año.

«La distancia social es algo a lo que debemos acostumbrarnos en el futuro probable», dijo Morrison en una entrevista con la emisora 3AW.

El mandatario expresó que la medida de distancia física de 1,5 metros no se relajará hasta que «haya una vacuna», que según agregó podría producirse en un plazo de «un año», aunque otros cálculos estiman que sería en 18 meses.

Morrison anunció el jueves que las medidas de restricción social se mantendrán al menos durante cuatro semanas más, tiempo en que se reanudaría las sesiones parlamentarias, y progresivamente se irían relajando, aunque los estímulos económicos y salariales perdurarán hasta septiembre.

A raíz de la pandemia, el gobierno de Morrison ha impuesto una serie de medidas contra la pandemia que además incluyen el limitar las reuniones a un máximo de dos personas, el confinamiento en los hogares a menos de que se necesite ir de compras, atender citas médicas o hacer ejercicio.

Asimismo ha suspendido las actividades no esenciales, aunque mantiene abiertas las escuelas y guarderías, al tiempo que ha cerrado las fronteras a extranjeros e impuesto cuarentenas a los residentes y ciudadanos que vienen del exterior por 14 días.

La estrategia gubernamental implementada progresivamente desde marzo pasado, que va acompañada de paquetes de estímulo y subsidios salariales, ha resultado en una disminución del incremento de casos diarios a menos de 50 en los últimos días.

El mandatario liberal explicó que para que se relajen las medidas se necesitaría una mayor cantidad de pruebas para descartar el coronavirus, un mejor rastreo de los contactos y reacciones rápidas a nivel de las comunidades para bloquear la expansión de la pandemia.

El gobierno australiano está desarrollando una aplicación para el rastreo electrónico optativo, que deberá utilizar la mayor parte de la población para luchar contra la pandemia, que en Australia ha producido 6.468 infecciones, incluyendo 63 muertos.

«Si la gente usa esta aplicación, esto significa que tendremos una mayor seguridad de que si una persona que contrae el coronavirus podremos rastrear rápidamente el contacto de personas que podrían haber sido infectadas. Si no podemos hacerlo, si no tenemos la capacidad, tendremos que mantener las restricciones por más tiempo», precisó.

Morrison anunció la víspera un acuerdo con los estados y territorios para mantener abiertas las escuelas, que es uno de los puntos más polémicos en Australia, al remarcar que los niños tienen menor riesgo de contagio.

Fuente: EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *