Coronavirus en Corea del Sur: tras cuatro semanas de lucha, el país registra el menor número de contagios en un día

0
650

Corea del Sur anunció el número más bajo de nuevos contagios en 24 horas desde que la epidemia estalló en el país asiático. El dato dio oxígeno a la esperanza de que el peor primer brote fuera de China esté comenzando a ceder.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, por sus siglas en inglés) se han registrado 64 nuevos casos de coronavirus, una treintena menos que el día anterior, por lo que el total de afectados en el país asciende a 8.961, con 111 muertos, en su mayoría mayores y con patologías previas.

Pero las autoridades de salud sostienen que el país aún enfrenta una larga batalla contra la infección.

Los casos detectados el domingo suponen la cifra más baja de infecciones diarias desde finales de febrero, mientras que el número de decesos se ha elevado a 111, en su mayoría mayores y con patologías previas, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

De los 64 casos nuevos, 24 se han producido en Daegu y 2 en la provincia de Gyeongsang del Norte. El número total de infecciones en Daegu y Gyeongsang del Norte, los dos epicentros del virus en el país, ha alcanzado los 6.411 y 1.256, respectivamente.

Otras ciudades como Seúl han presentado seis nuevos casos, por lo que ha aumentado a 330 los contagios en la capital surcoreana.

Qué medidas se están tomando

El Gobierno de Corea del Sur, país que no ha limitado los movimientos de sus ciudadanos pese a la pandemia, sí ha decretado este domingo algunas medidas más restrictivas en relación al distanciamiento social entre la población, como la cancelación de reuniones religiosas y actividades deportivas bajo techo, así como la asistencia a centros de ocio y locales nocturnos y restaurantes.

Pasajeros en el subte de Seúl mantienen distancia entre sí. / EFE

Pasajeros en el subte de Seúl mantienen distancia entre sí. / EFE

Las autoridades también han implantado una cuarentena obligatoria de dos semanas para todas aquellas personas que lleguen al país desde Europa.

El KCDC ha subrayado que la tasa de mortalidad del coronavirus en Corea del Sur se sitúa actualmente en un 1,17 por ciento, aunque asciende hasta el 10,46 por ciento en personas mayores de 80 años.

Cerca del 60 por ciento de los casos confirmados en el país se han relacionado con una rama de la secta religiosa Shincheonji en la ciudad sudoriental de Daegu, con una población de 2,5 millones, se trata de la cuarta ciudad más grande del país.

Aunque Corea del Sur, que llegó a ser la segunda nación más afectada por el virus, ha conseguido en las últimas semanas rebajar el número de infecciones diarias, las autoridades están reforzando medidas de contención para evitar nuevos brotes descontrolados, principalmente en torno a Seúl, donde vive la mitad de los habitantes del país.

Este lunes las autoridades enviaron mensajes a toda la población a través del sistema nacional de alertas, instando a la gente a «mantener dos metros de distancia en los centros de trabajo, evitar comer frente a alguien, evitar el uso de espacios comunes, abstenerse de ir a trabajar si se tienen síntomas e irse directamente a casa después del trabajo» durante las próximas dos semanas.

Muchos tests la clave

Conductores esperan en sus autos para hacerse la prueba de Covid-19 en Seúl. / EFE

Conductores esperan en sus autos para hacerse la prueba de Covid-19 en Seúl. / EFE

El ritmo de nuevas infecciones diarias ha mostrado signos de desaceleración desde la segunda semana de marzo, después de que se completaran las pruebas de coronavirus a 210.000 personas seguidoras de la Iglesia Shincheonji.

Las autoridades sanitarias han incidido en que el país todavía se mantiene en alerta máxima sobre nuevos grupos de infecciones, entre los que han destacado un centro de atención telefónica en Seúl e iglesias protestantes en la provincia de Gyeonggi.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí