ACTUALIDAD

Muere en su ley, criminal de guerra bebe veneno durante su condena

29 noviembre, 2017 Marco Sajquin

Una sala de audiencia del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) se convirtió en el escenario de un acto que conmocionó, pues el ex cabecilla de las fuerzas croatas de Bosnia, Slobodan Praljak, murió al ingerir un veneno tras ser sentenciado.

Muerte en vivo

Praljak murió en un hospital de La Haya, confirmó luego la agencia oficial croata Hina. De 72 años, Praljak oyó cómo el tribunal confirmaba su condena a 20 años de cárcel, para luego asegurar ante el juez, «Rechazo su veredicto», y sacar un frasco y beber su contenido. Su abogado indicó que se trataba de veneno.

«La sala de audiencia número 1 es una escena de crimen», y «la policía holandesa ha abierto una investigación tras lo que ocurrió esta mañana del 29 de noviembre», declaró el presidente del tribunal, Carmel Agius.

Praljak, un ingeniero convertido en director de teatro, no era un militar, pero, tras el estallido de la guerra, ascendió rápidamente en el escalafón militar croata.

Junto con otros cinco responsables de la república croata de Herzeg Bosnia, autoproclamada por los bosniocroatas en 1993, Praljak comparecía en el juicio en apelación por su papel en la guerra contra las fuerzas bosnias.


El TPIY los había reconocido culpables de llevar a cabo «una empresa criminal común» para imponer una dominación croata, recurriendo a la limpieza étnica en las zonas controladas por sus tropas.

Aunque la guerra de Bosnia enfrentó sobre todo a los musulmanes con los serbios, los croatas y los musulmanes también combatieron en 1993 y 1994.

La imagen más simbólica de esa «guerra en la guerra» fue la destrucción en noviembre de 1993 del «Stari Most», el puente otomano de Mostar.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS