ACTUALIDAD

De padrino de bodas de Sinibaldi a supuesto testaferro

9 agosto, 2017 Coralia Orantes Diario Digital

Juan Ignacio Florido, socio de la Constructora y Agropecuaria declaró ante la jueza ser el padrino de bodas del exministro Alejandro Sinibaldi, además aseguró que por ser amigos nunca pensó que falsificarían su firma para supuestamente comprar maquinaria en Nicaragua.

Florido inició a narrar ante la jueza Ericka Aifán que conoció a Sinibaldi en 1986,  luego apadrinó la boda del exfuncionario. Cuando Sinibaldi asumió como Ministerio de Comunicaciones,  este le ofreció un salario de Q15 mil mensuales para trabajar en sus empresas y con la finalidad de comprar una maquinaria con dinero que supuestamente del exfuncionario, después se repartirían los dividendos.

Jueza Ericka Aifán. Foto: FabricioAlonzo/DiarioDigital

El empresario aceptó que firmó cheques y documentos en blanco para la empresa Carlos Ramos, debido a que viajaba a otros países.

“Falsificaron su firma en uno de los cheques, para la compra de la maquinaria en Nicaragua”, afirmó Florido.

También lee: Álvaro Mayorga revela pagos de “sobornos” a Sinibaldi y MCN

Estas revelaciones las realizó, durante la audiencia de primera declaración del caso #LosNegociosDelMicivi, en el Juzgado de Mayor Riesgo D.

Florido aceptó que fue representante de una empresa de cartón pero que  él solamente firmó los cheques y documentos, nunca realizó alguna transacción de dinero. En el 2014, un mensajero habría llegado con Juan Ignacio para que firmara un contrato de arrendamiento, la propiedad que sería alquilada era la sede del Partido Patriota (PP).

Asistente también pidió soborno

Pedro Luis Rocco Arrivillaga, representante de la Constructora Padegua declaró que Anelisse Herrera le pidió el 15 por ciento,de la deuda que tenía Covial con la empresa, esto fue supuestamente bajo órdenes de Sinibaldi.

Pedro Luis Rocco Arrivillaga, declarando ante la jueza. Foto: FabricioAlonzo/DiarioDigital

Aunque Rocco confesó que le dio rabia pagar “esa extorsión”, se conformó por que era mejor recibir el 85 por ciento de la deuda a no recibir nada. El empresario confirmó que fueron Q10 millones, pagados en sobornos a Sinibaldi.

“Me sentía intimidado y en ese momento pensé que Sinibaldi iba a ser presidente y por eso aceptamos”, dijo Rocco

En el 2015, supuestamente se negaron a seguir pagando la extorsión y Rocco destruyó su celular para no tener contacto con Sinibaldi.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS