ACTUALIDAD

De un tropezón niño descubre un fósil de 1.2 millones de años

20 julio, 2017 Josue Utrilla Diario Digital

Gracias al tropezón de un niño durante una excursión familiar, el mundo posee una nueva maravilla prehistórica. Con solo 10 años, Jude Sparks jugaba con sus hermanos en Las Cruces, Nuevo México, Estados Unidos, cuando chocó contra una parte de un colmillo fosilizado de una bestia similar al elefante de hace 1.2 millones de años.

Estaba corriendo y tropecé con parte del colmillo. Mi cara acabó junto a la mandíbula inferior. Miré más arriba y allí había otro colmillo”, dijo Sparks a la Universidad Estatal de Nuevo México. 

La familia se puso en contacto con la Universidad Estatal de Nuevo México y averiguó que en el lugar había enterrado un cráneo casi intacto de un stegomasatodon, un género extinto de mamífero. Tiene más de un millón de años de antigüedad y pesa alrededor de una tonelada. 

“Un stegomastodon nos parecería un elefante a cualquiera de nosotros. En función de los distintos tipos de elefantes que tenemos en esta zona, este es probablemente el más común de ellos. Pero aún son muy raros. Este puede ser el segundo cráneo completo hallado en Nuevo México”, asegura el profesor de biología Peter Houde  

Luego de tramitar los permisos respectivos, preparar el equipo necesario y racaudar la financiación necesaria, la familia terminó la excavación el pasado mayo. La reconstrucción tomará varios años y luego será puesto en exhibición.

 

*Con información de AP y El País 

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS