Canal Antigua

Somos información

Demandan a Alec Baldwin por la muerte de Halyna Hutchins

3 minutos de lectura

La familia de Halyna Hutchins, la directora de fotografía que murió en el rodaje de la película «Rust» el pasado otoño, presentó una demanda por homicidio involuntario contra Alec Baldwin, las productoras de la película, los productores y otros miembros clave del equipo.

Hutchins recibió un disparo mortal el pasado mes de octubre durante el ensayo de una escena de la película, que se estaba rodando cerca de Santa Fe (Nuevo México). El director Joel Souza también resultó herido en el tiroteo, que se produjo cuando Baldwin practicó un desenfunde con un revólver y disparó el arma.

La demanda, presentada en Santa Fe, alega numerosas violaciones de las normas de la industria por parte de Baldwin y otros encargados de la seguridad en el plató, según anunció este martes el abogado Brian Panish en una conferencia de prensa.

La demanda alega que las empresas de producción y los productores «recortaron gastos» y «optaron por contratar al equipo más barato disponible», señalando específicamente que «contrataron a sabiendas a una armadora totalmente no cualificada» y le exigieron que dividiera su tiempo en un segundo papel como ayudante de atrezzo.

«Seguimos cooperando con las autoridades para determinar cómo llegó la munición real al plató de ‘Rust’ en primer lugar. Cualquier afirmación de que Alec fue imprudente es totalmente falsa. Él, Halyna y el resto del equipo se basaron en la declaración de los dos profesionales responsables de la comprobación del arma de que se trataba de una ‘pistola fría’, lo que significa que no hay posibilidad de que se produzca una descarga, de fogueo o de otro tipo», dijo Aaron Dyer, abogado de Baldwin y otros productores de «Rust», en un comunicado.

«Este protocolo ha funcionado en miles de películas, con millones de descargas, ya que nunca antes ha habido un incidente en un plató en el que una bala real haya dañado a alguien».

Tanto la armadora Hannah Gutiérrez Reed como la maestra de utilería Sarah Zachry son nombradas en la demanda, junto con el asistente de dirección Dave Halls, quien, según una declaración jurada presentada previamente, entregó el arma a Baldwin justo antes del tiroteo. El abogado de Halls dijo que él no era responsable de revisar el arma.

Durante una entrevista con George Stephanopoulos, Baldwin dijo que él y Hutchins estaban repasando cómo quería ella colocar su mano antes de disparar el arma, diciendo entonces: «Nunca apuntaría a nadie con un arma y luego apretaría el gatillo».

«Se suponía que el arma estaba vacía; me dijeron que me habían entregado un arma vacía», dijo Baldwin en la entrevista. «Solo hay una cuestión que resolver… solo una. Y es que, ¿de dónde salió la bala viva?».

Gutiérrez Reed demandó al proveedor de armas y munición de la película, acusándoles de mezclar balas falsas con munición real.

Las preocupaciones de seguridad planteadas por el equipo no se abordaron, según la demanda, citando 15 protocolos de seguridad específicos que, según alegan, se violaron, incluyendo el uso de un arma real en lugar de un arma ficticia, el uso de munición real en el set y el almacenamiento inadecuado.

«Hoy en día existen normas y directrices que deberían evitar que algo así ocurra, pero es necesario que se apliquen», dijo Panish. «Si se hubieran seguido, esto nunca habría ocurrido».

Panish, que representa al marido y al hijo pequeño de Hutchins, también mostró un video de casi 10 minutos que incluía una breve recreación animada, muy producida, del tiroteo que provocó la «insensata y trágica muerte de Halyna Hutchins.» Los detalles de la recreación se basan en «alegaciones de hecho en la denuncia presentada por la familia Hutchins», según una pizarra al principio del video.

*Con información de CNN