ACTUALIDAD

Los «Diablos Rojos» incineran en una caldera rusa a Brasil

6 julio, 2018 Marco Sajquin

El «Kazanrazo», por el nombre del estadio ruso, Kazan Arena, ocurrió en una caldera que los «Diablos Rojos» de Bélgica prepararon para dejar afuera del Mundial a Brasil.

El 1-2 empezó con el brazo de Fernandinho a los 13, luego de que desvió el balón tras un tiro de esquina, y en el 31 con un disparo bajo de De Bruyne, tras un contraataque.

A los 76, Renato Augusto conectó de cabeza un centro de Coutinho, y sembró la esperanza en los cariocas.

Los belgas tuvieron un primer tiempo en el cual podrían haber metido un contundente 0-3, pero Lukaku y compañía tuvieron compasión con el cuadro suramericano.

En el segundo, las arremetidas brasileñas tuvieron su mejor momento con Augusto, quien, a los 81, remató solo a la puerta de Courtois, pero desviado.

El meta europeo tuvo buenas intervenciones enfundado de negro, sobre todo una en el descuento, quizá rememorando a la máxima figura del balompié ruso, Lev Yashin, «la araña negra».

El árbitro anuló dos solicitudes de penal de los brasileños al consultar el VAR.

Ahora Bélgica enfrentará a Francia el próximo martes a las 12 horas, en la primera semifinal de Rusia 2018.

 

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS