ACTUALIDAD

#DíaDeLaMujer Marielita, la mujer que sueña con cambiar la situación en las cárceles del país

8 marzo, 2017 Paolina Albani Diario Digital

Con apenas 26 años, Marielita Gómez, ya sabe cuál es el propósito de su vida: liderar el cambio del sistema carcelario decadente del país. Un sueño nada usual entre mujeres jóvenes guatemaltecas, sobre todo si se es madre de tres niños.

El factor de peligrosidad por tener que relacionarse con reos la hizo temer de su decisión en un inicio, pero el “llamado” que sintió, además del apoyo de su familia, fue suficiente para aventurarse a ingresar a uno de los trabajos más riesgosos que existen.

Marielita es una de las muchas guardias penitenciarias que implementarán el nuevo modelo para cárceles inspirado en República Dominicana en el Centro de Rehabilitación y Reinserción ubicado en la prisión de Fraijanes I.

Su lugar de trabajo aunque luce renovado (con paredes recién pintadas de amarillo y azul, y con equipamiento nuevo), tiene una historia. Antes era el módulo donde estaban recluidos pandilleros de la Mara 18, lugar desde donde se ejecutaron extorsiones.

“La lucha de la mujer es seguir adelante”

Foto: Fabricio Alonzo/ Diario Digital.
Foto: Fabricio Alonzo/ Diario Digital.

Vestida con pantalón azul marino, camisa formal de manga larga color celeste, su cabello recogido en un moño alto y botas de amarre negras bien lustradas, Marielita dice que pasó por situaciones difíciles luego del divorcio de sus padres, por lo que tuvo que dejar los estudios en tercero básico.

“Todos tenemos una realidad que nos cuesta, con el tiempo va pasando, vamos mejorando, vamos superando”, dice. Pese a su limitada educación su pareja la ánimo para retomar los estudios y ocho años después logró graduarse como bachiller  Ciencias y Letras por madurez.

ComillasNo importa el obstáculo que tengamos, la fe y la lucha de la mujer es seguir adelante”. “Hay muchas mujeres que dicen no se puede, pero yo sé que sí se puede proponiendo metas, viendo hacia adelante”.

“Tenía poco tiempo de haberme graduado cuando vine a dejar mi papelería -al Sistema Penitenciario-. Gracias a Dios estoy acá, Él me dio la oportunidad, si Él no me hubiera escuchado no estaría aquí”.

Mujeres resguardarán proyecto de reinserción de mujeres de baja peligrosidad. Foto: Fabricio Alonzo/ Diario Digital.
Mujeres resguardarán proyecto de reinserción de mujeres de baja peligrosidad. Foto: Fabricio Alonzo/ Diario Digital.

Su aspiración de ascender en la institución se compenetra con su fe. Marielita cree que en su trabajo podrá aplicar enseñanzas sobre el amor, la bondad y la compasión hacia el prójimo.

comillasHasta el la Biblia está escrito, ayudaremos a los que están en la cárcel que quizás están olvidados o son personas muy crueles pero estamos aquí para que ellos vuelvan a nuestra sociedad y que vean ese positivismo para poder seguir luchando en la vida, que sean mejores y menos propensos a la delincuencia”.

Su trabajo podría compararse al de una maestra o docente, pero con “estudiantes” con un perfil menos dócil. El trabajo es muy difícil, cuenta.

“Sí nos merecemos una segunda oportunidad”

Centro estará en el interior de Fraijanes I. Foto: Fabricio Alonzo/ Diario Digital.
Centro estará en el interior de Fraijanes I. Foto: Fabricio Alonzo/ Diario Digital.

ComillasHe decidido comenzar desde aquí para seguir avanzando dentro del centro penitenciario. Mi vida va dedicada a esto y me gusta, no solo por querer ayudar a nuestro país, sino más adelante el futuro sea mejor”.

El centro de rehabilitación atenderá a un máximo de 150 mujeres de baja peligrosidad, quienes tendrán acceso a educación, formación para un oficio, y serán tratadas de manera humana.

Guatemala cuenta con 22 cárceles a nivel nacional, donde viven cerca de 20 mil reos, su mayoría hombres, en un espacio para 6 mil personas. El hacinamiento, los malos tratos a los reos, la mala calidad de la comida, el limitado acceso a los servicios básicos y los sobornos son los problemas más frecuentes en estos lugares.

Por eso, Marielita opina que mucha disciplina y la aplicación de valores y principios como la responsabilidad son fundamentales en los guardias para liderar el cambio en el sistema penitenciario.

“Muchos de nosotros no lo ponemos en práctica pero hemos aprendido a llevar una vida recta. Si yo fallo, falla el sistema penitenciario. Para ser un buen líder es bueno que la persona sea responsable, y éticamente”.

comillasAcá en Guatemala decimos que los reos deben de quedarse encerrados o morirse, pero eso no puede ser. Sí nos merecemos una segunda oportunidad. Eso aprendí en República Dominicana”.

Paralelamente le gustaría seguir estudiando para obtener su grado universitario para “llegar a ser alguien en el centro penitenciario”. La aspiración final de esta guardia es contribuir a mejorar el futuro.

“Las personas quizá son negativas pero para nosotros es algo nuevo y sí creemos que va a funcionar. Le vamos a demostrar a las personas que sí se puede”.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS