ACTUALIDAD

El cártel de «el Chapo» planea «jugada maestra» en México, durante su juicio

12 noviembre, 2018 Marco Sajquin

Tras bambalinas, a la sombra del espectacular juicio contra Joaquín «el Chapo» Guzmán Loera en Nueva York, su hegemónico cártel de Sinaloa maquina un jaque mate en el ajedrez del narcotráfico en México. Después de lograr someter a su poderoso rival, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) ahora podría unírsele.

Los reflectores del mundo están puestos sobre el mayor proceso por narcotráfico en la historia de Estados Unidos, que durante meses dilucidará si Guzmán Loera, considerado el capo más peligroso del mundo, es hallado culpable del envío de 155 toneladas de cocaína a territorio estadounidense durante un cuarto de siglo, de posesión de armas y lavado de dinero.

Cofundador del trasnacional cártel de Sinaloa, «el Chapo», de 61 años, se juega la cadena perpetua.

Pero este artífice de las cortinas de humo, protagonista de dos impactantes fugas de sendas prisiones de máxima seguridad en México, podría tener un as bajo la manga lejos de este juicio de costo multimillonario que se desarrolla bajo extremas medidas de seguridad y secretismo.

«La captura y extradición de Guzmán fueron buenas para la justicia mexicana y de Estados Unidos, pero en realidad es más bien simbólico, porque el cártel de Sinaloa sigue siendo el más potente del mundo», gracias al liderazgo del también cofundador Ismael «el Mayo» Zambada, último capo veterano en México, comentó para la AFP Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la agencia estadounidense antidrogas, DEA.

Javier Oliva, investigador en temas de Seguridad y Defensa de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), coincide en que «ese juicio parece más un espectáculo que algo de fondo».

Mientras no se lleve a cabo una «fiscalización del dinero, los juicios no tienen mucha utilidad. La esposa, los hijos, los cómplices podrán seguir usando las decenas de millones de dólares que dejó este delincuente», añadió.

Algunos «souvenirs» del capo en Sinaloa. Foto/AFP

Sinaloa avanza sus peones

Aunque en un principio la extradición de Guzmán Loera debilitó al cártel de Sinaloa, la DEA asegura en su última Evaluación de Amenazas Nacionales por Narcóticos que nuevamente «mantiene el mayor dominio en Estados Unidos», mientras que el CJNG, su rival, le viene pisando los talones y «ha expandido de manera significativa su presencia en los últimos años».

Al tomar en consideración que «los hijos del Chapo son unos juniors que nunca trabajaron en su vida y no saben manejar el negocio», Zambada ha logrado imponerse hasta ahora sin mucho afán al frente del cártel de Sinaloa, explica Raúl Benítez Manaut, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la Unam.

En contraste, el CJNG encabezado por Nemesio Oseguera, alias «el Mencho», afronta una cruenta lucha intestina que ha debilitado el vertiginoso avance que logró a través de la extrema violencia y un temible arsenal que incluso derrumbó un helicóptero militar.

Quien fuera el brazo derecho de Oseguera, Carlos Enrique Sánchez, alias «el Cholo, conspira para quedarse con el mando del sanguinario cártel, asegura Vigil.

Sánchez «se ha aliado con el cártel de Sinaloa, que lo está apoyando con fondos y con sicarios para que pelee contra «el Mencho» y entonces, si logra obtener el liderazgo, se va a aliar con el cártel de Sinaloa. Lo va a tener que hacer para poder sobrevivir», explica el experto.

Durante esta guerra interna, Sinaloa aprovechará para también arrebatarle a su rival un máximo de territorio. Así, sea cual fuere el desenlace de la guerra entre Oseguera y Sánchez, ya «es beneficio para el cártel de Sinaloa», subraya Vigil.

Capo zen

Además de la fría estrategia, en esta jugada reluce una historia familiar.

La esposa del Chapo, Emma Coronel, una exreina de belleza de 29 años y quien ha asistido a casi todas las audiencias en Nueva York, es sobrina del abatido Ignacio Coronel, un astuto capo que hizo prosperar al imperio de Sinaloa en Jalisco.

Aprovechando su muerte en 2010, «el Mencho», acérrimo enemigo del cártel de Guzmán Loera, usurpó el lugar de Coronel.

Si Sánchez logra su cometido de dominar al CJNG, «sería una reintegración del grupo originario de Jalisco a la organización principal, que es la de Guzmán», puntualizó Oliva.

Sin duda, el cártel de Sinaloa aprovechará las debilidades estructurales del CJNG: el terror con que lidera Oseguera y que, al llevar a cifras exponenciales los homicidios en Jalisco atiza el acecho de las fuerzas federales, así como su jerarquía piramidal, donde todos los movimientos pasan forzosamente por el capo.

Foto/AFP

«El Mencho controla todo, es una sola persona (…) Si se le captura sería un golpe duro» para su cártel, explica Vigil.

Por el contrario, Zambada goza de una fama de hombre de negocios con cabeza fría, más que de matón. Además, su negocio «tiene una estructura horizontal, como un McDonalds», con subsidiarias independientes en más de 40 países que no se verían afectadas por la captura del jefe en turno del cártel, afirma Vigil.

El septuagenario Zambada «es un hombre supremamente inteligente, muy capaz, que ha estado en el narcotráfico toda su vida y nunca ha pasado un solo día en una cárcel», gracias a que, a diferencia de «el Chapo, guarda un bajo perfil y nunca sale de la sierra, explica el experto.

Desde su trono, Zambada sigue moviendo las piezas.

«Me pueden agarrar en cualquier momento… o nunca», desafió el capo en 2010, en una inusual entrevista para el semanario Proceso.

Lee más: ¿Quién es Emma Coronel, la enigmática esposa de “el Chapo”?

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS