Canal Antigua

Somos información

El COI insiste con no postergar Tokio 2020, pero se viene una reunión clave y los japoneses viven una grieta

5 minutos de lectura

Este martes será un día importante para el futuro de Tokio 2020. El Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Internacional mantendrá una reunión de emergencia, vía telefónica, con representantes de las distintas federaciones deportivas internacionales para hablar sobre la propagación del coronavirus y cómo modificar la agenda de torneos clasificatorios para los Juegos Olímpicos​.

Mientras desde el COI, el Comité Organizador de Tokio 2020 y hasta el mismo gobierno japonés siguen afirmando que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos se realizarán en las fechas planeadas -del 24 de julio al 9 de agosto, y del 25 de agosto al 6 de septiembre, respectivamente-, la misma sociedad japonesa vive una grieta, dividida en mitades a favor de que se hagan y a favor de postergarlos.

Con muchos Preolímpicos y torneos clasificatorios suspendidos -entre ellos, varios de lucha, judo, esgrima, taekwondo, boxeo, handball y natación-, la duda no es sólo si la cita olímpica se llevará a cabo como está programada. También preocupa qué pasara con los deportistas que perdieron alguna o varias instancias en las que podrían haber asegurado sus cupos

Durante esa teleconferencia, la atención estará puesta especialmente en la respuesta de los organismos deportivos a las medidas que los organizadores están adoptando contra la propagación del virus y la reorganización de las agendas de las diferentes disciplinas. ¿Se podría tratar también la posibilidad de aplazar los Juegos? De acuerdo a una respuesta enviada a la agencia AFP por el mismo COI, no.

"Las numerosas medidas tomadas en el mundo nos permiten permanecer confiados en organizar los Juegos para reunir al mundo entero en paz", aseguró el organismo presidido por Bach en un comunicado.
Foto: AP

«Las numerosas medidas tomadas en el mundo nos permiten permanecer confiados en organizar los Juegos para reunir al mundo entero en paz», aseguró el organismo presidido por Bach en un comunicado. Foto: AP

«Nuestra postura no ha cambiado. A 19 semanas de la ceremonia inaugural, las numerosas medidas tomadas en el mundo por las autoridades nos dan confianza y nos permiten permanecer confiados en organizar los Juegos para reunir al mundo entero en la paz«, aseguró el comunicado del organismo presidido por Thomas Bach​.

Y agregó que es un orgullo «la solidaridad y la flexibilidad» que muestran los deportistas, las federaciones internacionales y los comités nacionales olímpicos frente a «los desafíos que implica la clasificación en numerosos deportes».

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, volvió a asegurar el sábado que Tokio albergará los Juegos como estaba previsto, a pesar de la incertidumbre creciente suscitada por la propagación del COVID-19.

Para reforzar, el australiano John Coates, miembro del COI y presidente de la Comisión de Coordinación de los Juegos, aseguró este lunes que con el fin de garantizar que los deportistas tengan sus chances de ganarse un lugar en Tokio, serán más flexibles con las reglas de clasificación.

John Coates, presidente de la Comisión de Coordinación de los Juegos de Tokio, afirmó que serán "más flexibles" con las reglas clasificatorias, tras las cancelaciones de preolímicos de varios deportes. Foto AP Photo/Koji Sasahara

John Coates, presidente de la Comisión de Coordinación de los Juegos de Tokio, afirmó que serán «más flexibles» con las reglas clasificatorias, tras las cancelaciones de preolímicos de varios deportes. Foto AP Photo/Koji Sasahara

«Cené con Bach y me dio instrucciones para que fuéramos tan flexibles como fuera posible con el cambio de las reglas de clasificación para las federaciones. Así se hará», afirmó Coates.

Y volvió a negar que el mes de mayo sea el plazo para decidir si los Juegos pueden o no inaugurarse en julio, como había señalado hace unas semanas su colega canadiense Dick Pound.

«Esa fue una idea propuesta por Dick, él mismo lo reconoció, pero nunca por el COI. Todo avanza para comenzar el 24 de julio«, aseguró Coates. 

Parece que el movimiento olímpico no está dispuesto a dar marcha atrás. Es más, ya se prepara para la ceremonia de entrega de la antorcha en Atenas, el próximo jueves. Claro que al igual que el acto de encendido del fuego olímpico hace unos días, todo se realizará a puertas cerradas, en otro esfuerzo por contener la propagación del virus.

El relevo por el país asiático, en tanto, comenzará el 26 de marzo, aunque, según el diario Yomiuri, los organizadores estarían planeando pedir al público que no vaya a ver el paso de la llama.

Mientras la capital nipona sigue con los preparativos para inaugurar los Juegos dentro de 129 días, buena parte de la población de Japón empezó a mostrar sus dudas. Es que allí se llevan registrados 814 contagios y 24 muertos por el virus. 

De acuerdo a los datos de una encuesta telefónica realizada el fin de semana entre mil personas por la agencia japonesa Kyodo News, el 69,9 por ciento de los encuestados cree que los Juegos no se realizarán en la fecha prevista. En tanto, un 24,5 por ciento opina que las competencias se podrán disputar sin problemas.

En Japón, la mayoría de la población no cree que los Juegos se celebrarán en las fechas planeadas, según una encuesta de la agencia Kyodo News. Foto Mladen Antonov/AFP

En Japón, la mayoría de la población no cree que los Juegos se celebrarán en las fechas planeadas, según una encuesta de la agencia Kyodo News. Foto Mladen Antonov/AFP

Otro sondeo que hizo entre el 6 y el 9 de marzo la cadena de televisión pública NHK indicó que el 45 por ciento de los japoneses se oponen al mantenimiento de los Juegos, mientras que el 40 está a favor.

«Aunque Japón logre remontar esta crisis, no deberíamos recibir visitantes del mundo entero. Sería preferible dejarlo pasar. No podemos sacrificar la vida de personas para eso«, opinó Koki Miura, de 27 años, empleada en una empresa de servicios por Internet, entrevistada este lunes por la AFP en las calles de Tokio.

«Lo mejor sería aplazarlos un año. Miren el pánico actual. Salvo en la guerra, nunca había estado tan preocupado«, reflexionó Masao Sugawara, un jubilado de 90 años, que igual aseguró que si los Juegos no se realizan, sería «decepcionante».

Entre la cancelación de muchos clasificatorios, la inquietud creciente de los atletas y los propios habitantes de Japón y la postura firme del COI y de los organizadores de que no habrá suspensión, el mundo del deporte sigue caminando hacia Tokio 2020, aunque cada vez con más incertidumbre.

El estadio de Sacramento, cerrado porque la NBA está cancelada.
Foto: Reuters

El estadio de Sacramento, cerrado porque la NBA está cancelada. Foto: Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *