Él estaba sano y tenía 39 años, pero murió de covid-19

0
7644

A Nicole Buchanan ni siquiera le permitieron despedirse de su esposo.

Hace tres semanas, Conrad Buchanan era un DJ de Florida sano y vivaz que amaba bailar con su hija.

Pero el 14 de marzo, el hombre de 39 años empezó a sentirse mal. Su esposa Nicole trató de que le hicieran una prueba de coronavirus, pero se la negaron.

“No pudimos lograr que le hicieran la prueba. Peleé y peleé y peleé”, dijo.

“No querían hacerle la prueba debido a su edad y porque no tenía problemas de salud preexistentes”.

Para el 22 de marzo, la condición de Conrad se había deteriorado tanto que Nicole lo llevó al hospital. El joven padre fue intubado inmediatamente después de llegar.

Nicole fue a estacionar el automóvil. No volvió a ver a su esposo.

“Me acerqué a las puertas. El hospital está bajo cierre. No dejaron entrar a nadie después de eso”, dijo. “Nunca llegué a decirle, ‘Te amo’”.

La muerte de Conrad Buchanan ilustra la dura realidad del covid-19: nadie es inmune a esta enfermedad, e incluso las personas jóvenes y sanas pueden perder la vida.

“Necesito que todos sepan que esto es serio. La gente cree que solo va a afectar a las personas con problemas de salud preexistentes, a los ancianos. Pero no es así”, dijo la viuda entre lágrimas.

“Y ver por lo que mi esposo tuvo que pasar fue horrible. Y ahora nuestra vida se ha convertido en esta pesadilla terrible”, añadió.

Nicole también resultó positiva en la prueba de detección de coronavirus. Ella señaló que sus síntomas no son graves, pero que ha perdido los sentidos del gusto y del olfato.

La hija de la pareja, Skye, está esperando los resultados de su prueba. La joven dijo que la pérdida de su padre es catastrófica.

“En general, lo compartíamos todo”, dijo Skye. “Él me llevaba a la escuela, me llevaba al ballet. Él era mi todo”.

Skye dijo que extraña los intentos valientes de su padre por bailar. Conrad participó con Skye durante un día de padre e hija en la escuela de ballet de Skye, a pesar que la dejó caer cuando la alzó.

“Era divertido porque él podía actuar delante de millones de personas cuando era DJ, pero cuando bailaba… no era el mejor,” Skye dijo riéndose.

Ahora, a Skye solo le quedan los recuerdos de su padre… y una importante lección que él le enseñó: “Encuentra tu ritmo en la vida. Escucha el ritmo. Baila y exprésate para conectar con personas todos los ámbitos de la vida”, recordó Skye.

Se ha creado una página en GoFundMe para ayudar a la familia.

Nicole Buchanan dijo que quiere que todos se queden en casa y tomen precauciones para que nadie más tenga que sufrir lo que su familia ha soportado.

“Tienen que tomarse esto en serio”, dijo. “Odiaría que alguien, los hijos o familia de cualquier otra persona, tenga que pasar por lo que nosotras hemos pasado. Nuestros sistemas hospitalarios no están listos. Sólo quédense en casa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí