ACTUALIDAD

El sexo peligroso no es para todos, ¿Le entras o no?

20 abril, 2017 Redaccion Canal Antigua

Hay tantas formas de tener sexo. Todas son diferentes. Un poquito de emoción nunca cae mal, pero cuando es mucha, hay un problema. Existen quienes practican sexo sin protección, con parejas peligrosas o en lugares donde los puedan “cachar” y podrían hacerlo para llamar la atención.

Querer que te encuentren, que te duela hasta herirte o inclusive buscar personas que te pueden hacer daño son indicadores que tus ganas de algo emocionante van más allá de lo normal.

¿Qué pasa?

“Hay un trastorno de personalidad suicida, quien siente placer en los diversos riesgos y adopta diferentes patrones”, señala la sexóloga Elizabeth Rojas.

via GIPHY

Ese trastorno se ve en quienes gustan de la velocidad extrema en los carros o que prueban drogas cada vez más duras. En el sexo son personas que tienen sexo sin protección o en lugares riesgosos.

¿Nunca te has preguntado por qué hay gente que le gusta ser infiel pero pareciera que quieren que lo cachen? Es que quieren que lo cachen, simplemente por la emoción.

Llamada de atención

“Estas personas usualmente quieren llamar la atención de la forma que sea porque tienen una autoestima muy débil”, agrega Rojas.

via GIPHY

Quieren que pase algo malo para tener atención, sea una tragedia, una enfermedad o una gran pelea porque solo así se sienten importantes en la vida de alguien.

Peligro, peligro

“Es peligroso e irresponsable cuando se vuelve obsesivo, cuando la persona no se siente satisfecha sin ese rush de adrenalina que le da el peligro o lo prohibido”, indica Rojas.

Aunque no sea en la vida real y solo en la virtual. Muchas personas se vuelcan al sexting con personas que pueden poner en peligro su trabajo, relación e incluso, su vida.

via GIPHY

La mejor forma de saber cuando es peligroso es “cuando el riesgo te domina y no uno al riesgo”, remarca Rojas. “Eso es lo que marca la pauta de la adicción. Una dosis de riesgo es saludable y emocionante pero si no hay excitación sin riesgo hay un problema”.

“El placer sexual es un derecho pero la responsabilidad de ejercerlo con madurez es una obligación”, termina Rojas. Lo mejor es consultar con un profesional cuando es así y si te topas con alguien que no tenga sexo contigo si no hay riesgo, es mejor tomar cartas en el asunto.

Publicado originalmente en Diario Digital, actualizado el 20 de abril de 2017.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS