ACTUALIDAD

El sufrimiento de Lamar Odom: "Me metía coca todos los días"

27 julio, 2017 Mario Daniel Juarez Antigua Sports

Hace siete años, Lamar Odom era uno de los mejores jugadores de rotación en la NBA. Con su imponente estatura de 2.08 metros, el basquetbolista podía jugar inclusive como armador para los Lakers de Los Angeles, con los que ganó dos campeonatos al lado del mítico Kobe Bryant.

Pero eso ya no era lo más importante en su vida, ya que consumía cocaína desde tiempo atrás.

Lamar Odom y Kobe Bryant con los Lakers. Foto: AFP

Para el medio estadounidense The Players Tribune, el exjugador de 37 años compartió que empezó a drogarse desde los 24. En la actualidad, ya no consume tras lograr rehabilitarse, pero es una batalla que libra a diario.

“Podrías pensar que, siendo un niño de la ciudad de Nueva York con las drogas a mano, mis problemas comenzaron hace mucho tiempo. O que comenzaron cuando fui reclutado por Los Ángeles. Pero ese no fue el caso”, explicó.

“No intenté consumir cocaína hasta que tenía 24 años, cuando estaba en vacaciones de verano en Miami. Ojalá pudiera decirte que había una razón para ello. No había. Fue sólo una decisión que tomé. Si hubiera sabido que iba a afectar mi vida de la manera en que lo hizo, nunca hubiera pensado en ello. Nunca. Pero lo hice. Resultó ser una decisión que alteró la vida”, confesó.

“Me metía coca todos los días. Casi cada segundo de tiempo libre que tenía, estaba metiéndome coca. No pude controlarlo. Mi cerebro estaba roto. A medida que pasaban los años, y llegué a los 30, mi carrera se fue hacia abajo y las cosas se salieron de control. Yo sólo quería estar drogado todo el tiempo. Eso es todo. Y las cosas se oscurecieron como el infierno. Nadie es intocable. Nadie en esta vida es inmune al dolor”.

A los 30 años, el alero ya había ganado un anillo con los Lakers, se encontraba en dirección de ganar el segundo, y además, ganaría medalla de oro con Estados Unidos en el Mundial de 2010.

Duros golpes

Dos sucesos golpearon la vida del exbasquetbolista: La muerte de su mamá por cáncer y la de su hijo, que fue repentina cuando era bebé. “Deseo haberle preguntado a alguien por qué mi madre murió y que alguien me dé una respuesta. No hay respuesta. Y lo de mi hijo… Me sentí responsable. Yo estaba fuera esa noche”, recordó con tristeza.

Hace pocos años, Odom fue noticia cuando fue encontrado inconsciente tras tres días de sexo y drogas en Las Vegas. “Recuerdo que desperté y estaba en coma. ¿Por qué diablos acabé en un coma? Y en lo único en lo que podía pensar era en que quizás era el plan de Dios. Que Él me decía: ‘Lo que sea que estés haciendo, quizás necesites parar un poco. Porque vas a terminar peor que ahora'”, dijo.

“Estoy sobrio ahora. Pero es una lucha diaria. Tengo una adicción. Siempre tendré una adicción. Nunca se va. Quiero estar bien ahora mismo. Quiero estar aquí para mis hijos”, concluyó.

Su hija de 18 años fue clave para su recuperación, ya que ella le dio un ultimátum: Que consiguiera ayuda o la perdería para siempre.

Este es el objetivo de Odom ahora: “Pasé por tanto, que solo quiero un pedacito del mundo en el que no tenga que preocuparme. Eso es lo que quiero, no preocuparme”.

Foto: AFP

Con información de Clarín

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS