ACTUALIDAD

El terrorista de Manchester rezaba en voz alta y arrodillado a mitad de la calle

26 mayo, 2017 Josue Utrilla Diario Digital

El autor del atentado suicida de Manchester al detonar una bomba a la salida del concierto de Ariana Grande, Salman Abedi de 22 años, era un joven británico de ascendencia Libia que se crió en un contexto familiar yihadista y se movió por sed de venganza.

Abedi era conocido por los servicios de inteligencia británicos y pertenecía a la organización del Estado Islámico (EI), dijo su hermano menor Hashem, arrestado en Libia e interrogado por los servicios libios. Nació en Manchester, la tercera ciudad más grande del Reino Unido, que alberga una gran comunidad Libia.

Puedes leer: El suicida de Mánchester es un joven británico de 22 años

De acuerdo con el diario La Vanguardia, lo último que salió a luz sobre él fue un video en el que se le observa sacando la basura a la puerta de su casa en Followfield. Vestía una bata con capucha color café y sandalias, por lo que llamó la atención de un vecino que lo grabó y las imágenes fueron publicadas por el diario Sky News.

La vestimenta islámica era algo habitual en Salman Abedi, según describieron sus vecinos, que también relataron a los medios británicos que tenía la costumbre de rezar en voz alta y arrodillado a mitad de la calle. Un comportamiento extraño, ya que el rezo suele hacerse en la intimidad o mezquieta en voz baja.

El joven descrito como una persona alta y delgada, pudo encontrar en la muerte de un amigo apuñalado por un grupo de jóvenes británicos, el deseo de venganza.

Comillas

Este incidente despertó una sensación de enojo entre los jóvenes libios en Manchester y especialmente en Salman, quien expresó claramente su deseo de venganza», dijo un allegado a Abedi que vive en Libia.

La Vanguardia añade que el joven terrorista tuvo una conversación con su madre antes de atacar en Manchester y se asegura que fue para pedirle perdón. Samia Tabbal, madre de Abedi, detalló que su hijo partió de Libia al Reino Unido cuatro días antes del atentado.

«Gran parte de la célula» responsable del atentado fue desmantelada, anunció la policía británica, que detuvo este viernes 26 de mayo a un nuevo sospechoso de 44 años, cuatro días después del atentado que causó 22 muertos.

La investigación ha hecho progresos «inmensos», declaró el jefe de la unidad antiterrorista de la policía británica, Mark Rowley, aunque aseguró que «queda todavía mucho por hacer».

*Con información de La Vanguardia

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS