ACTUALIDAD

Encélado, luna de Saturno que podría albergar vida

13 abril, 2017 Associated Press

La luna Encélado de Saturno, un pequeño mundo oceánico cubierto de hielo, parece tener ahora más probabilidades que nunca de albergar organismos vivos.

La sonda Cassini de la NASA detectó moléculas de hidrógeno, probablemente resultado de reacciones químicas entre el agua y las rocas en lo profundo del mar que podrían generar vida microbiana, anunciaron el jueves unos científicos.

La agencia espacial y otros expertos se apresuraron a indicar que ello no significa que haya vida en Encélado, sino que podría haber condiciones favorables para su desarrollo.

Hay un océano líquido debajo de la superficie de hielo de esta luna, que apenas tiene 500 kilómetros (300 millas) de diámetro. Desde hace tiempo y gracias a Cassini, los científicos saben de las columnas de vapor de agua que son arrojadas desde grietas en el polo sur de Encélado. La elevada presencia de hidrógeno deja entrever que podría haber reacciones químicas entre el agua cálida y la roca del lecho oceánico, a partir de las cuales podría surgir vida.

Cassini descubrió el hidrógeno durante su último acercamiento a Encélado en 2015, cuando se aproximó más que nunca a través de sus columnas de vapor y de partículas. Los investigadores reportaron que el hidrógeno, junto con el dióxido de carbono que también se encontró, podría significar que hay microbios bajo el mar produciendo metano como lo hacen en las entrañas de nuestros propios océanos y vías fluviales.

 

“Realmente representa un hallazgo cumbre para la misión”, dijo Linda Spilker, científica del proyecto Cassini, e hizo notar que la nave lleva orbitando Saturno más de una década.

“Ahora sabemos que Encélado tiene casi todos los ingredientes que se requerirían para mantener la vida tal y como la conocemos en la Tierra”, afirmó Spilker en una conferencia de prensa de la NASA.

Los hallazgos fueron reportados este jueves 13 de abril en la revista Science por un equipo del Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio.

La nave pasará por el espacio entre Saturno y sus anillos en 22 ocasiones antes de quedar fuera de control y desintegrarse encima de Saturno este septiembre.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS