ACTUALIDAD

Estados Unidos acaricia la corona, príncipe Enrique anuncia su boda

27 noviembre, 2017 Agence France-Presse

«Supe que era ella desde el primer momento», dijo hoy 27 de noviembre el príncipe Enrique de Inglaterra, al anunciar su boda con la actriz estadounidense Meghan Markle.

Enrique posó junto a su futura esposa en los jardines del palacio de Kensington, en Londres, donde residirán tras el enlace, en la primavera (boreal) de 2018.

Su futura esposa dijo estar «muy feliz», mientras lucía la alianza que le regaló su prometido, diseñada por el propio príncipe e integrada por tres diamantes, dos de ellos pertenecientes a Diana de Gales, la malograda madre del novio.

«Estoy entusiasmado», dijo Enrique junto a su prometida, posando para la prensa en los jardines del palacio de Kensington.

El príncipe de 33 años y la actriz, de 36, divorciada y mestiza, se conocieron en julio de 2016 en Londres gracias a unos amigos comunes y, tras semanas de rumores, la Casa Real anunció este lunes su próxima boda.


Isabel II de Inglaterra y su marido Felipe de Edimburgo expresaron su satisfacción por el enlace de su nieto.

«La reina y el duque de Edimburgo están encantados por la pareja y les desean toda la felicidad», afirma el comunicado en la red social Twitter.

Para muchos británicos, el enlace será un respiro: «estamos todo el día mortificándonos, con el Brexit, el acoso sexual, la bolsa… Ya he tenido bastante, quiero algo que me haga sentir bien», dijo a la AFP Helen, de 58 años.

Primera mestiza y segunda divorciada estadounidense en la Casa Real

Será la primera boda real en siete años y llega en un momento plácido para la Casa Real, sin escándalos y con una alta aceptación entre los británicos.

«Desde que Guillermo se casó con Catalina, todo ha sido magnífico para la familia real, los jóvenes sienten más interés por ella y la aprecian más», dijo a la AFP Donna, de 46 años.

Enrique es nieto de la reina Isabel II y segundo hijo del príncipe Carlos y la malograda Diana, después de Guillermo.

La pareja durante un evento deportivo el 25 de septiembre. Foto/AFP

El príncipe sirvió en el ejército, en la guerra de Afganistán, y el anuncio de su boda culmina su viaje a la madurez después de una infancia y una adolescencia marcadas por la muerte de su madre y algunos gestos de rebeldía.

Markle, por su parte, será la primera miembro mestiza de la Casa Real británica. Divorciada de su primer marido, un productor de cine con el que estuvo casada dos años (2011-2013), esta actriz encarnó a una abogada en la serie de televisión «Suits».

Es la segunda divorciada estadounidense que entra en la Casa Real británica después de Wallis Simpson, la esposa de Eduardo VII, el tío-bisabuelo de Enrique que abdicó en 1936 tras sólo 10 meses en el trono.


Lo que en otra época era polémico, en ésta puede ayudar: «demostrará que Enrique es un hombre profundamente moderno, a la altura, y no una criatura extraña venida de otro planeta, como se percibe a veces a los miembros de la Casa Real», dijo a la AFP Penny Junor, biógrafa del príncipe.

Una relación que se oficializó con indignación

La relación entre Enrique y Markle saltó a la prensa hace un año y se oficializó una semana después con un inusual comunicado en el que la Casa Real expresaba su descontento por «el sexismo» y «el racismo» contra la actriz en las redes sociales, y el «acoso» al que la sometió la prensa, un tema delicado desde que Diana murió perseguida por fotógrafos en un accidente de coche en París.

Los padres de la novia, Thomas Markle y Doria Raglanda, hicieron público un comunicado expresando su alegría por el enlace.

El anillo de compromiso. Foto/AFP

«Estamos increíblemente contentos por Meghan y Harry. Nuestra hija siempre fue una persona amable y cariñosa. Verla unida a Enrique, que comparte las mismas cualidades, es una fuente de alegría para nosotros como padres», escribieron.

El hermano de Enrique, Guillermo, y su esposa Catalina, duques de Cambridge, que protagonizaron en 2011 la última gran boda real, dieron su bendición a la novia. «Estamos muy contentos por Enrique y Meghan. Ha sido maravilloso ir conociendo a Meghan y ver lo feliz que son ella y Enrique».

También la primera ministra Theresa May expresó «su más afectuosa felicitación» a los novios.

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS