ACTUALIDAD

Escándalo ruso persigue a Trump, Fiscal General se aparta de investigación electoral

2 marzo, 2017 Agence France-Presse

El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump cayó este jueves 2 de marzo en un nuevo escándalo sobre sus presuntos lazos con Rusia durante la campaña electoral, tras revelaciones de que uno de sus ministros mintió sobre sus encuentros con el embajador de Moscú en Washington.

Líderes de la oposición demócrata pidieron la renuncia del Fiscal General y secretario de Justicia, Jeff Sessions, luego que éste confirmara que se reunió dos veces con el diplomático ruso, en clara contradicción a su testimonio ante el Senado en su investidura. 

Puedes leer: Fiscal General de EE.UU. se reunió con embajador ruso durante campaña de Trump

En conferencia de prensa, Sessions admitió que se reunió en su despacho con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, luego de haber omitido la mención de esos encuentros durante la audiencia de confirmación a que fue sometido por el Senado.

“He decidido recusarme de cualquier investigación existente o futura sobre cualquier asunto relacionado de cualquier forma a las campañas para presidente de Estados Unidos”, dijo Sessions, quien se encuentra bajo presión para que renuncie.

Fotografía: AFP
Fotografía: AFP

El secretario de Justicia añadió que un emisario del embajador ruso agendó una visita, y que él recibió al diplomático en su oficina del Senado, aunque aseguró no recordar cualquier conversación de contenido político.

Esa reunión, añadió, “ocurrió durante la temporada de campaña, pero no recuerdo ninguna discusión política específica”.

La Casa Blanca había tratado de manejar el escándalo afirmando que el encuentro de Sessions con el embajador ruso había sido parte de sus funciones de Senador, y no tenía relación con la campaña presidencial que estaba entonces en plena marcha.

“Sessions se reunió con el embajador en su calidad oficial de miembro de la comisión de las fuerzas armadas del Senado, lo que es completamente coherente con su testimonio”, afirmó un responsable de la Casa Blanca.

El nuevo capítulo del escándalo constituye otro golpe para la administración del presidente estadounidense, quien rechaza las acusaciones de injerencia de Rusia y desmintió en varias ocasiones sus eventuales vínculos con responsables de Moscú.

Este jueves, al ser consultado por la prensa si mantenía su confianza en Sessions, Trump respondió: “Total”. Sin embargo, el mandatario admitió que “no estaba al tanto” de los contactos que Sessions había mantenido con el embajador ruso durante la campaña electoral.

Segundo caso 

El pasado 13 de febrero, el general retirado Michael Flynn presentó su carta de renuncia para tratar de apaciguar una espectacular crisis derivada de una conversación que mantuvo en diciembre pasado con un diplomático ruso.

Flynn conversó con el embajador ruso en Washington sobre las sanciones que Washington aplicaría contra Rusia, pero no informó adecuadamente del diálogo a Trump ni al vicepresidente Mike Pence. En su carta de renuncia, Flynn apuntó que transmitió “sin querer al vicepresidente electo y a otros información incompleta sobre sus conversaciones telefónicas con el embajador de Rusia” en Washington, Sergei Kislyak.

Puedes leer: Trump sabía que su consejero tuvo pláticas no autorizadas con Rusia



RELACIONADOS