ACTUALIDAD

EE.UU. abandona Consejo de Derechos Humanos ONU, en medio de críticas por cruzada antiinmigrantes

19 junio, 2018 Isabel Soto

El Gobierno de Estados Unidos renunció a ser parte del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en medio de las críticas por la política de cero tolerancia a la migración y la separación de miles de infantes centroamericanos de sus padres, cuando intentaban ingresar de manera irregular al país norteño.
“Es una organización hipócrita”, declaró la embajadora estadounidense Nikki Haley y argumentó que “tomamos este paso porque nuestro compromiso no nos permite seguir siendo parte de una organización hipócrita y centrada en sí misma que hace una burla de los derechos humanos”.
Estados Unidos estaba en la mitad de su período de tres años como miembro del Consejo de Derechos Humanos de ONU, al que la política republicana también tachó de “nido de motivaciones políticas”.
Haley aludió de ese modo a las medidas adoptadas por el ente contra Israel, ante las cuales Donald Trump mostró un enojo similar al demostrado frente a las múltiples críticas contra su nueva arremetida hacia los inmigrantes latinoamericanos. Entre estas, destacaron las formuladas por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra’ad al-Hussein, quien pidió a Washington poner fin a lo que consideró una política inadmisible.
“Los niños no deben ser separados de sus familias debido a su estatus migratorio. El interés superior de los niños refugiados y migrantes debe ser primordial en la aplicación de los procedimientos y leyes de asilo de Estados Unidos”, expresó también la directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Henrietta H. Fore, y manifestó su confianza en que “Estados Unidos priorice el interés superior de los niños refugiados y migrantes en la aplicación de los procedimientos y leyes de asilo”.
Sin embargo, Trump insiste en que “los niños están siendo utilizados por algunos de los peores criminales en la tierra como un medio para entrar en nuestro país” y que “es la culpa de los demócratas, por ser débil e ineficaz con la seguridad y el crimen de los internos”. “¡Si no tienes fronteras, no tienes un país!”, remarcó el mandatario, según el cual “los demócratas son el problema”, porque “no les importa el crimen y quieren inmigrantes ilegales, no importa lo malos que sean, para verter e infestar nuestro país, como MS-13”.

“Ahora es la mejor oportunidad para que el Congreso cambie las ridículas y obsoletas leyes sobre inmigración. Conseguir que se haga, siempre teniendo en cuenta que debemos tener una fuerte seguridad fronteriza”, aseveró.

Asimismo, esgrimió que “siempre debemos arrestar a la gente que entra en nuestro país ilegalmente. De los 12.000 niños, 10.000 están siendo enviados por sus padres en un viaje muy peligroso, y sólo 2000 están con sus padres, muchos de los cuales han intentado entrar ilegalmente a nuestro país en numerosas ocasiones”.

«Es lamentable que Estados Unidos se retire de esa instancia internacional, que constituye el mejor espacio donde los estados pueden discutir sobre las grandes violaciones de derechos humanos que ocurren en el mundo», reflexionó la directora de Relaciones Internacionales de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala, Gabriela Mundo.

Consideró, además, que «la situación de derechos humanos en el mundo es tan grave, que no se esperaba que un país como Estados Unidos saliera del Consejo de Derechos Humanos de la ONU».

Para Guatemala «ese es un espacio fundamental, porque en él el multilateralismo se expresa en avances, para la garantía y respeto a los derechos humanos», opinó la funcionaria y recordó que desde el viernes anterior «el Procurador de los Derechos Humanos Jordan Rodas, de conjunto con sus homólogos de países como México, Honduras, Ecuador y Colombia, presentó una queja ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh)  contra las medidas aplicadas por el gobierno estadounidense y que constituyen una violación a los derechos de niñas, niños y adolescentes de esta región».

«Los firmantes de la carta, miembros de la instancia de coordinación sobre el tema en esta parte del continente, abogaron porque Estados Unidos detenga esa política de miedo orientada a frenar la migración», añadió Mundo.

 

 

 

 

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS