ACTUALIDAD

Estimula tu deseo sexual con una técnica legendaria: el yoga

25 marzo, 2017 Redaccion Canal Antigua

Existen numerosas opciones para disfrutar del sexo, y ahora te traemos una que combina una disciplina milenaria: el yoga. Y es que disfrutar de la sexualidad, ha sido una de las metas del ser humano, y por ello la creatividad se ha desbordado para estimular el deseo.

Una investigación del 2011 de las expertas Lori A. Brotto, Sisa Mehak y Cassandra Kit, comparó a las culturas de Occidente y Oriente, en cuanto a su forma de tratar la sexualidad humana. Según las autoras, en Oriente se pondera un punto de vista humanístico.

De esa cuenta, técnicas como la contemplación, el tantra, el tao, la acupuntura y el yoga, permiten alcanzar una plenitud y placer sexual. Aquí te presentamos algunos de los beneficios que el yoga trae para gozar de una vida sexual placentera:

Alternativa para curar

Las expertas aseguran que levanta el estado de ánimo, mejora la presión sanguínea y arregla la disfunción sexual y eyaculación precoz. Además, ayuda para combatir la depresión.

via GIPHY

Disfrutar más

Dadas sus raíces hindúes, la cuna del Kamasutra, es que puede ayudar a tomar “conciencia” de los órganos genitales. Es decir, te hace capaz de controlar el flujo sanguíneo hacia ellos, al relajar el área pélvica para mejorar el coito.

En todo caso, como dice el dicho, “mente sano en cuerpo sano”, al ejercitar la meditación para entendernos como unidad entre cuerpo y emociones.

Algunos ejercicios para empezar

De acuerdo al doctor argentino Patricio Gómez Di Leva, para comenzar, se pueden efectuar los siguientes “asanas”:

Mariposa

Consiste en sentarse de forma recta, y doblar las piernas uniendo las plantas de los pies. Luego, dejar caer las rodillas a los lados. Intentar acercar los talones hacia la pelvis y tratar de sujetarse los pies. Esto estimula los órganos sexuales.

Pinza

Sentarse con la espalda derecha,  las piernas extendidas y juntos los pies. Levantar las manos e inhalar. Exhalar y tocarse los pies con las manos.

Postura del niño

Arrodillarse y sentarse sobre los talones. Luego, separar las rodillas e inclinarse hasta que el torso toque los muslos. Al final, apoyar los antebrazos en el piso a los costados y colocar las manos hacia arriba.

via GIPHY

Comentarios

comentarios



RELACIONADOS